Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Reseña: ¿Donde quedó el encanto?

¿DONDE QUEDÓ EL ENCANTO? 
Mi puntuación: ★ ★ ★
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

Paciencia. Planeación. Perseverancia.
Las tres P siempre han regido la vida de Hope y junto a ellas ha ido consiguiendo casi todos sus objetivos. Casi. El problema es que hay una P que lleva tiempo siendo un obstáculo, que le ha impedido que Brady, su mejor amigo y el chico del que lleva años enamorada, la vea como algo más que una hermana: Parker, la perfecta estudiante, hija, novia y amiga, la chica con la que Brady sale desde hace varios meses y la única que se interpone en su objetivo de confesar lo que siente. Pero lo cierto es que Parker está lejos de ser tan perfecta como muchos piensan. Tiene un secreto que ha cambiado por completo su vida y le la llevado a levantar un muro entre ella y los demás, una coraza que solo unos pocos pueden traspasar... y sin embargo, la vida les da una oportunidad, a Parker y también a Hope, de conocer el otro lado de la historia y darse cuenta que el dicho "las apariencias engañan" es tan cierto como la vida misma.

Conocí a Elizabeth Eulberg hace muchos años con EL CLUB DE LOS CORAZONES SOLITARIOS y me volví a reencontrar con ella en ¿Y SI QUEDAMOS COMO AMIGOS? y DEL MATERIAL DEL QUE ESTÁN HECHOS LOS SUEÑOS. También tuve la suerte de conocerla personalmente y ella es tan adorable como las historias que logra reflejar en el papel. Su estilo es muy fácil de distinguir: novelas sencillas y bonitas, personajes cercanos y una pluma fresca, alegre, muy juvenil y precisa al momento de describir los sentimientos. Con esa idea me aventuré con esta nueva historia suya, cuya sinopsis de entrada planteaba un dilema interesante: siempre conocemos el punto de vista de nuestra heroína, la chica que lucha por el amor del chico del que lleva años secretamente enamorada. Pero, ¿qué hay de la otra parte, de esa otra chica - aparentemente su némesis - que está ahí para evitar que la protagonista y su crush sean felices para siempre? Todo indicaba que E. Eulberg intentaría mostrarnos ese lado de la historia, algo poco común en las novelas young adult, y que en el proceso nos iba a dejar un mensaje importante. Y no es que no lo haya logrado, sino que la novela deja un sabor ligeramente dulce en los labios, pero que no termina de convencer ni llenar las expectativas que se podrían tener al respecto.

- No te rindas - dice Brady
Es difícil no interpretarlo como una especie de señal. Es fácil encontrarlas, pero leerlas... esa es la parte que siempre me sale mal. Es frustrante lo fácil que puedes malinterpretar algo cuando solo quieres una cosa.

¿DONDE QUEDÓ EL ENCANTO? es una historia a la que hay que llegar con paciencia, dispuestos a quitar cada una de las capas y descubrir la esencia de los personajes. Hope y Parker son nuestras narradoras, cuyos puntos de vista van alternando para descubrir cada ángulo de una misma situación. Es el lector quién saca sus propias conclusiones y el único que puede ir encajando las piezas de esta novela. El problema es que con ninguna de estas dos protagonistas se logra conectar del todo. Hope es una niña mimada acostumbrada a tener una familia que le da todo por ser hija única. No es caprichosa ni engreída en exceso pero la forma en la que ve el mundo y se cierra en sí misma resulta cansino, más aún si solo se dedica a hablar de Brady en dos de cada tres páginas (sí, ya nos ha quedado claro que lo quieres mucho). Reconozco que como personaje evoluciona y me alegra ver ese cambio que hay entre la Hope de los primeros capítulo y aquella que cierra la novela, pero no compensa el haber tenido que esperar tanto tiempo para eso. Parker, por su parte, es quién más sustancia tiene, un personaje que me hubiera llegado a gustar mucho más si no estuviera rodeada de demasiadas dosis de drama. No es sólo que tiene a la mejor amiga de su novio como amenaza, sino que la propia muchacha arrastra un secreto familiar que le ha llevado a una situación desesperada (pero de las que hasta parecen plot de telenovela). Yo entiendo el punto al que quería llegar la autora, pero para ser una novela young adult y tener doscientas y pocas páginas, tantos hilos dramáticos han sido demasiados, especialmente porque no se llega a profundizar del todo y el final se resuelve demasiado pronto, demasiado convenientemente.

Después de algunos días reposando esta reseña en mi cabeza he llegado a la conclusión de que es el desarrollo el gran punto flojo de esta historia. La premisa de la que parte resulta interesante y los personajes son cercanos, reales y pudieron sacarle mucho mas provecho si hubiesen tenido una mayor evolución de acorde a la situación. La pluma de E. Eulberg sigue siendo igual de precisa al momento de contar historias, pero todo empieza a flaquear cuando la novela no tiene un ritmo muy marcado y así como las primeras páginas pueden ser lentas por exceso de Brady (¡en serio, lo menciona demasiado!), las últimas dejan cierto regusto amargo por lo fácil que se resolvió todo aún tratándose de temas delicados: vemos casos de abandono, rompimiento, engaño, incluso alcoholismo y otras cosas más. Me da la sensación de que la autora quiso agregarle drama al asunto para aderezar su novela, pero la dosis se le escapó un poco de las manos.

Es vergonzoso lo patética que me he vuelto, como me aferro a la menor interacción. Cómo sigo inventándome excusas para no confesarme. Si hubiera sido franca hace años, quién sabe dónde estaríamos ahora. Tiene que ser ahora o nunca. 

Entonces, ¿logra ¿DONDE QUEDÓ EL ENCANTO? transmitir su mensaje? Sí que lo hace, y de paso entretiene en el camino. Quizás el problema sea que ha sido demasiado young adult para mi gusto. Hace unos cinco años quizás me hubiera encantado, tal vez hubiese estado entre mis favoritos del mes o del año. Pero hoy le he visto varios fallos y me he quedado con las ganas de más. Eso sí, rescato que la autora no se centre en el triángulo amoroso y le de cabida a temas como la familia, los amigos o incluso, el futuro que muchos adolescentes ven como incierto. Eso es algo que me encanta de esta autora, que busca darle humanidad a sus personajes retratándoles con todo su entorno, no quedándose en un sólo aspecto de ese. No obstante, me quedo con las ganas de que la próxima novela de Elizabeth venga con la fuerza necesaria y dispuesta a volver a ganarse el corazón de sus lectores.


Gracias a ME GUSTA LEER PERÚ por el ejemplar

1 comentario:

  1. Hola, bella. Bueno, en realidad, con tu reseña no quedé con ganas de leer este libro, sino los anteriores. Siempre estoy por hacerlo, en realidad, y nunca parece surgir el momento.
    Un besote.

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram