Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Reseña: Escrito en el agua

Escrito en el agua
Mi puntuación: ★ ★ ★ ★
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

No te fíes nunca de una superficie en calma, no sabes lo que puede haber debajo.

Nel Abbott ha aparecido muerta en el lugar más icónico de Beckford, un pueblito pequeño donde todos se conocen y los secretos siempre terminan saliendo a la luz. Todo apunta a que la guapa y díscola Nel se ha suicidado, aunque los motivos no quedan del todo claros. Al menos no para Julia, su hermana menor ni para Lena, la hija a la que ha dejado huérfana. Sin embargo, ¿por donde empezar a buscar pistas? ¿Quizás por el rencor y el resentimiento que ha ido alimentando Julia a lo largo de los años? ¿Tal vez por la animadversión de ciertos miembros del pueblo, entre los que se incluye la familia del forense, la directora de la escuela o quizás, sus propios vecinos? O tal vez... tal vez la primera pista está en la última chica que murió en ese mismo lugar, en el famoso Pozo de las Ahogadas. Porque Beckford puede ser pequeño y tranquilo, pero no es inmune a la historias de brujas y magia negra. El único tema aquí es, ¿hasta que punto Nel Abbott estaba involucrada como para querer morir (o que la maten) por algo que parece simple folclor popular? La respuesta, como bien dice la novela, está escrita en el agua.

No deja de sorprenderme la tremenda campaña de marketing que le hacen a las novelas de Paula Hawkins. Independientemente de si los libros son buenos o no, Planeta sabe cómo vender historias. Sí, yo sabía que en algún momento el libro caería en mis manos pero no pensé que sería más pronto de lo imaginado. Es imposible resistirse a un eslogan bien colocado, a una portada evocadora y a una sinopsis que cuenta apenas lo necesario. Me pasó con La chica del tren que, aunque no llegó a cubrir las tremendas expectativas, al menos no resultó el fiasco que muchos decían que eran. Pero Hawkins ha regresado, esta vez con una novela a mi parecer mejor construida, con mejor ritmo y mejores personajes. Escrito en el agua está contada desde distintos puntos de vista (seis, si no me equivoco), y la autora cambia de persona según cambie de narrador. Julia es quién nos da la bienvenida a su caótico mundo, donde los recuerdos se entretejen con la realidad, donde el remordimiento de no haber contestado la última llamada de su hermana contrasta con el desprecio que sus acciones le han suscitado a lo largo de los años. ¿Será ella la causante de todo? Si algo hay que tener claro ante un thriller psicológico, es que nunca nada es lo que parece.

Saltos en el tiempo, cambios de perspectiva y recuerdos que no siempre se quedan en eso. Lo cierto es que empiezo a distinguir el estilo de Hawkins y a disfrutar de su prosa. Al igual que con La chica del tren, esta nueva novela parece ser de las que uno puede llegar a querer u odiar, casi sin término medio. Mucho se critica de su forma de escribir, pero yo creo que ese estilo le ayuda a crear una atmósfera de misterio que yo, particularmente, disfruto desenmarañando. Hay que prestar atención, eso sí, porque no es un libro para leerlo con prisas, aunque las páginas pasen veloces una vez que el lector está inmerso en la historia. Hay quienes juzgan a sus personajes, por ser difícil de empatizar con ellos. Personalmente creo que la autora hace un buen trabajo construyéndolos: para mí, no se trata de que un protagonista caiga bien o no, que sea posible identificarse con él o no. Se puede odiar a un personaje con todo el corazón, pero no por ello dejar de reconocer que está bien formado. En Escrito en el agua destacan tres: Julia, Lena y la propia Nel. La hermana totalmente opuesta y la hija como una versión más joven. Y Nel, por supuesto, la indiscutible protagonista, que guarda a la vista de todos secretos que no podrá llevarse a la tumba y que irá saliendo a la luz conforme pasan las páginas. 

Misoginia, feminicidio, violencia familiar y otros temas son los que aborda Hawkins en este libro. Es una autora que le gusta explorar la complejidad del ser humano en sus facetas más oscuras y considero que sale airosa de ello.  Podría ser mejor, claro que sí, pero la evolución que he visto entre uno y otro libro me llevan a pensar que los que vendrán en u futuro serán aún mejores. Todos tenemos algo de Lena, de Nel, de Julia, de Patrick o de Sean y siempre habrá algo que te haga detener y pensar cómo es que la ficción puede llegar a parecerse tanto a la realidad. Y si se preguntaban por qué le he puesto cuatro estrellas en lugar de cinco (visto que está reseña tiende a ser más entusiasta de lo normal) es por el misterio final. Descubrir cómo murió Nel es solo una pequeña parte de esta historia, el detonante y la cereza del pastel. Pero el llegar a esa respuesta es lo que verdaderamente importa, porque no es una, sino varias historias que se entrelazan, a tal punto que todos tienen la misma posibilidad de ser los culpables. Sin embargo, les adelanto una cosa: léanlo con calma y no se les ocurra saltarse ni una línea. Les aseguro que, aún cuando tenga uno y mil candidatos a sospechosos, solo al final - literalmente - se encontrará la respuesta. 


Cristina Ramírez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram