Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Ver para leer: Anne with an E


Érase una vez una niña huérfana que llegó a Anvolea buscando una familia feliz... 
Anne with an E (con una E, por favor, para que suene más sofisticado) es una de las nuevas propuestas de Netflix: una serie que rescata la conocida novela de Lucy M. Montgomery y la trae nuevamente a la pantalla, esta vez de la mano de Amybeth McNulty como la pelirroja Anne y R.H. Thomson junto a Geraldine James como Matthew y Marilla Cuthbert. Pero, ¿de qué va todo esto? Confieso que yo me hacía la misma pregunta. Conocía de oídas, de forma muy superficial, la historia de Anna y su vida en Green Gables, por lo que ver esta serie ha sido como entrar de lleno en su mundo. Normalmente tengo la manía de leer los libros antes de comenzar con la adaptación, pero en este caso fue inevitable. Vi la opción en Netflix, le di clic para probar los primeros minutos ... y el carisma que desborda esta nueva Anne hizo el resto. 

Parlachina hasta decir basta, soñadora y con ganas de comerse al mundo, Anne Shirley llega a la Isla del Príncipe Eduardo para integrarse a la familia Cuthbert. Sin embargo, cuando Mathew Cuthbert va a recoger al nuevo integrante, se da cuenta de que no es el niño que solicitaron para que trabaje en la granja, sino una chiquilla de grandes ojos, cabello rojo fuego y una cantidad insaciable de curiosidad. Incapaz de negarse se la lleva a casa y aunque su hermana, Marilla, no esté de acuerdo acceden a tenerla una semana a prueba. Sin embargo, con su sagacidad, su curiosidad infinita y su propia forma de ser, Anne se las arregla para meterse en más de un enredo, conocer nuevos amigos y sobre todo, hacerse un espacio en la población de Anvolea, la cual reacciona - algunos bien, otros no tanto - ante esa chispa que tiene esta niña de doce años. 


Siete capítulos tiene la serie y aunque el primero pueda ser larguísimo, lo cierto es que uno queda con el bichito de la curiosidad y necesita continuar. Esta vez no me puse en plan crítica porque apenas conocía algo de la novela y lo mejor que pude hacer es dejarme llevar por la historia. No podría decir qué tan fiel es o no al libro, pero sí puedo decir que han hecho un buen trabajo recreando la Isla y los personajes. Anvolea es un personaje más, lleno de escenarios preciosos, de rincones escondidos en la naturaleza en la que pueden cocerse un montón de historias. No les miento cuando digo que me sentía como Anna, con ganas de conocer cada resquicio, cada bosque y cada riachuelo. Con un contexto así, ¿como no enamorarme de la serie? Esa paz y tranquilidad que da el campo traspasa la pantalla y al menos yo, que adoro escaparme de la ciudad siempre que puedo, lo he disfrutado demasiado.


No estoy tan segura de cual es el período que abarca Ana de las tejas verdes, pero en Anne with an E (al menos los siete primeros episodios) vemos sus inicios en la Isla y los primeros meses de convivencia con los Cuthbert y los demás pobladores. Malentendidos, problemas económicos, pérdidas y hasta un incendio son algunas de las cosas que ocurren, pero también somos testigos de como Anne, ansiosa por forjar vínculos afectivos, empieza a ganarse el corazón de los Cuthbert, de los vecinos, de quienes serán sus mejores amigos e incluso del adorable Gilbert Blythe. Su vida como niña huérfana no ha sido fácil, pero sus ganas de pertenecer a una familia la llevan a sortear toda clase de problemas con una inmensa sonrisa y un agudo ingenio (claro que hay momentos de drama, pero los necesarios). Sin duda creo que Amybeth McNulty ha hecho un estupendo trabajo encarnado a Anne Shirley y de corazón, espero verla crecer junto al personaje y al resto de elenco que conforma la serie. A propósito de eso... ¿alguno sabe si Netflix continuará produciendo la serie? En lo personal espero que sí, me ha gustado esta propuesta tanto en guión, trabajo de producción y la elección de cast, así que con este post, de alguna manera, aporto mi granito de arena para que tú también te animes a verla y podamos ver más de las ocurrencias de Anne pronto. 

Por cierto, no quería cerrar la entrada sin un par de recomendaciones. La primera, por supuesto, es Ana de las tejas verdes (y toda la serie), un título que a mismo apunto a mi Wishlist porque no hay forma de dejarlo pasar una vez que has visto la serie (ni antes, me atrevería a decir). La segunda es Papá piernas largas, de Jean Webster, una novela que me recordó mucho a la de Ana por la fuerza de su protagonista y el mensaje que deja para sus lectores. Y sin más, me despido por esta entrada deseando leer sus comentarios. ¿Ya han visto Anne with an E o tienen planeado hacerlo? Los estaré leyendo.






1 comentario:

  1. Hola! Hace poco hice una entrada sobre esta serie porque quienes la hemos visto sabemos que lo amerita. Aun no he podido leer los libros, pero espero empezar este año (tengo muchas esperanzas puestas en la FIL), lo que sí había hecho es ver las películas, así que conozco la vida de Anne hasta la edad adulta. En realidad hay personas que dicen que las películas son mucho más fieles a los libros y que el personaje original de Anne no está tan fielmente retratado en esta adaptación como en las antiguas, pero lo cierto es que a mí me gustó esta adaptación tanto como las otras. Te recomiendo encarecidamente las películas, si te gustó la serie sin duda también las disfrutarás.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram