Reseña: Prisionera de la noche

Prisionera de la noche
Mi puntuación: ★ ★ ★
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

Vivió atrapada en un ático durante años. 
Sufrió. Lloró. Rogó. 
Y tuvo que tomar una decisión drástica para escapar...

Tras años encerrada en una casa alejada de la civilización y sometida a varias torturas, Piper ha logrado escapar de los Padres y busca construirse una nueva vida. Necesita una nueva identidad y tiene los medios para conseguirlo, pero no pensó que Cameron - experto en falsificaciones - haría más preguntas de la que debería. Saber que ahora es Charlotte Thompson debería ser suficiente e indagar en su pasado no debería estar permitido. Pero él es obstinado y Piper Charlotte no está dispuesta a ceder. Al menos, no hasta que rescata a una pequeña niña secuestrada y que a su nuevo apartamento - su supuesto refugio seguro - empiezan a llegar cajas que contienen dos cosas: una rosa roja y un mensaje dirigido a Piper, un nombre que solo ella (y Cam) conocen. ¿Quién dijo que bastaba con mudarse de ciudad y crear unos papeles era suficiente para estar a salvo?

Sinopsis servida, edición cuidada y varias críticas positivas. Era difícil que Prisionera de la noche no me llamara la atención, con la cantidad de elementos a su favor que tenían. El thriller es mi debilidad y si es thriller psicológico mejor aún. J.R. Johansson nos presenta casi toda la situación desde el comienzo, pero se va guardando las mejores cartas para el final. No voy a negar que se vive cierta sensación de suspenso a lo largo de toda la novela y Piper Charlotte contribuye a ello, soltando información de a poquitos, casi como si desconfiara del propio lector. Sabemos que ha huido de unos padres maltratadores y sabemos que ha perdido algo (o alguien) muy importante por el camino, pero todo ello se revela más adelante, manteniendo al lector en vilo por varios capítulos, hasta llegar a un final... bueno, el final ha sido interesante, pero sin duda esperaba más. Pero regresemos a los personajes, que luego hablaremos sobre esos últimos capítulos. 

Quizás todos escondemos bajo la superficie más cicatrices de lo que parece

¿Saben qué es lo genial del thriller psicológico? Que podemos explorar a los personajes y su compleja manera de pensar en lugar de darle protagonismo a un enfrentamiento físico. En Prisionera de la noche la autora nos trae un caso muy particular: una joven que ha vivido años encerrada, torturada y que ha perdido a alguien muy querido y visto la muerte muy de cerca. Y que ahora está sola en el mundo, huyendo y prefiere desconfiar de todo el mundo que atreverse a conocer personas. Era un perfil interesante y en las primeras páginas se veía todo el potencial. Sin embargo, siento que perdía fuerza por momentos, que la autora prefería dar paso al conflicto romántico (porque lo hay, pero en pequeñas cantidades) antes de centrarse en Piper. Sí, resalto que Prisionera de la noche ha tenido momentos muy interesantes e intensos, pero esperaba más. Una persona que ha pasado por tanto no cambia tan pronto, no toma decisiones a la manera que ella lo hace y sobre todo, no establece contacto tan fácilmente porque se encuentra en un estado emocional muy complejo. Quizás tras haber leído Room y Flores en el ático estaba poniendo la vaya muy en alto (lo hice también con esos dos libros), pero creo que, a pesar de todo, para ser una novela juvenil no ha estado nada mal (pero pudo ser mejor).

- ¿Quién está haciendo esto?
Levanto los ojos para encontrarme con los suyos.
- Probablemente una de las personas que maté.
- Si es así, tus métodos de asesinato son seriamente ineficaces.

Hablemos del misterio principal, que en realidad no era tanto. En lo personal, me gusta cuando las novelas juegan con la mente del lector y le hacen dudar hasta del propio protagonista. En el caso de Prisionera de la noche creo que se ha sabido mantener el suspenso, al menos hasta un poco más de la mitad de la novela (con todo y un par de situaciones casuales poco creíbles de por medio). Una vez que se reducen las opciones, es bastante obvio quién es el autor del crimen. Sin embargo, creo que la autora supo prever eso y nos regala los dos últimos capítulos más tensos que he visto en thriller juvenil (al menos hasta ahora). ¡Qué forma de describir la situación, sin cortarse nada! Y qué buenos giros, lo cierto es que todo ello le sumó un punto a favor de la historia y logró que pasara por alto los detalles anteriormente mencionados. Puede que el final no haya sido exactamente lo que esperaba y que la historia quedara con un par de cabo sueltos que me hubiera gustado ver cerrar pero supongo que hay cosas en la vida que son inciertas. Sé que me quedara la espinilla por varios días (¿podrá una joven como ella hacerse cargo de una niña pequeña? ¿vivirá o no cierto personaje? ¿cómo se desarrollaran las investigaciones?) Soy consciente de que hay material como para una segunda entrega, pero honestamente espero que Johansson lo piense bien. No vaya a ser que sea el caso de una segunda parte no tan buena como la primera. 


Muchas gracias a Distribuidora Inca por el ejemplar

Related Posts

1 comentario:

  1. Hooola!

    Pues últimamente estoy en un mood de leer thrillers que creo que me volveré loca pronto xD pero este tiene una pinta genial así que me lo anoto... seguro dentro de poco estaré haciendo su reseña y espero que me guste y me intrigue como a ti.

    Un abrazo!♥

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram