Reseña:

Entre el demonio y el profundo mar azul
Saga Between (1 de 2)
Mi puntuación: ★ ★ ★ 
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos


Dejas de temerle al diablo cuando sostienes su mano... y nadie lo sabe mejor que Violet White. Ella, que siempre ha sido la chica rara con cierto gusto por lo vintage y una extraña fascinación por los cuentos góticos se encuentra atrapada en una disyuntiva. Desde que murió Freddie - su rubia y aún más excéntrica abuela - las cosas han cambiado un poco para su familia. Sus padres - ambos artistas - han huido a Europa en busca de un sueño y le han dejado junto a Luke, su querido mellizo, en una destartalada mansión con espléndidas vistas al mar. Y como el dinero no es algo que abunde en la vida de dos jóvenes que recién terminan el colegio, ha llegado la hora de tomar cartas en el asunto y Violet decide alquilar la casa de huéspedes cercana a la mansión. Lo que nunca esperó es que su nuevo inquilino fuera River, un chico atractivo pero oscuro, de aquellos que sabes que debes evitar pero hay algo que te impide hacerlo. Cuando lo descubra... quizás sea demasiado tarde. Quizás el Demonio ya se haya inmiscuido en su vida y todo el mundo sabe lo difícil que es separarse de él una vez que se ha caído en la tentación. ¿O no?

Violet, hay verdades y verdades. Y algunas malditas verdades no deberían decirse en voz alta, pues el Demonio puede escucharte y venir por ti. Amen

Wink Poppy Midnight fue la primera novela que leí de esta autora y desde ahí supe que April G. Tucholke tenía un sello muy particular al momento de contar historias. Lo suyo oscila entre la novela gótica y el thriller, historias con ese halo de misterio contadas con una pluma casi poética, escogiendo palabras precisas para el momento adecuado, logrando crear escenas perturbadoras, de esas que logran que te dé más de un escalofrío. Con Entre el demonio y el profundo mar azul he tenido ciertos sentimientos encontrados: me gustó, pero quizás esperaba mucho más. La experiencia previa dejó el estándar un poco demasiado alto y aunque sé que las comparaciones son odiosas, no he podido evitarlo (al menos intentaré no explayarme demasiado).

Podríamos decir que esta novela se divide en dos partes: la primera, cuando conocemos a nuestros protagonistas e intentamos recolectar la mayor cantidad de pistas sobre River y la segunda, cuando entra un personaje a la historia que lleva a que se desencadenen una serie de hechos que dan paso a la verdadera acción de esta historia. Mi favorita es la segunda, pero hay que reconocer que sin la primera no se sientan las bases necesarias. Y aunque Tucholke se caracteriza por tener un ritmo cadencioso, tengo que reconocer que ese tiempo que se toma en recrear la ambientación tiene buenos resultados: Eco, el pequeño pueblito escogido como escenario, resulta apacible por las mañanas pero creepy y perturbador por las tardes / noches. Supongo que ya se imaginan en qué momentos se desarrolla la historia... 

Algunas personas no merecen vivir. Y, para ir un paso más allá, algunas personas tienen que morir

Creo que mi único problema con Entre el demonio y el profundo mar azul son los personajes (y el romance). Violet y River son los dos protagonistas, los que llevan el peso de la historia, los que se verán envueltos en una relación extraña que no sabría calificar si de romántica o de simbiótica. Una vez mencioné en alguna reseña que empatizar con los protagonistas era una pieza importante para disfrutar de un libro y pese a que ha habido casos en que he tenido que retractarme, esta vez me he vuelto a dar la razón. Violet gusta y a la vez no. Es distinta, peculiar y se aleja de los estereotipos, pero también peca de ingenua y por momentos se asemeja a una Mary Sue. Hubo escenas en que le daba toda la razón, pero otras en que era mejor zarandearla un poco. Dado que es nuestra narradora, conocemos de primera mano sus sentimientos y lo fácil que cae en las redes de River. Sí, admito que me apresuré en calificarlo de instalove (con el transcurrir de la trama se va aclarando el asunto), pero aún me queda ese regusto a relación apresurada. Quién sabe, quizás en la segunda entrega (¡casi olvido mencionar que es una bilogía!) se logre desarrollar mejor este punto.

River y su don tampoco están mal. Genera expectativa y muchas teorías, además que hay que reconocerle sus puntos de originalidad. Es malvado, lo sabe y no se esfuerza por ocultarlo. Miente con facilidad pero también puede ser directo. Es un personaje que podría llegar a querer si se le hubiera dado más profundidad, si pudiésemos conocer diferentes ángulos de su personalidad. Nuevamente, puede que la segunda parte trabaje más en ello. Por otro lado, Luke, Sunshine y Neely son buenos secundarios. Aportan su granito a la historia, pero muchos de ellos se quedan en lo superficial (¡vamos Violet, que no solo importan los líos de tu hermano o lo coqueta que es la vecina, sino que puedes contarnos algo más!). Neely es al que más futuro le veo, pero solo el tiempo lo dirá. 

Nadie vive todo una vida y no deja algún fragmento de ella cuando se va

Folclor popular, asesinatos, suicidios y la constante presencia del Demonio aderezan esta novela para lograr que sea aún más oscura. Lo cierto es que pese a los puntos en contra que yo haya podido encontrar, Entre el demonio y el profundo mar azul se llega a disfrutar porque la autora es capaz de envolverte con palabras, porque los capítulos son cortos y porque la edición es un plus a tomar en cuenta. ¿Que si lo recomiendo? Claro que sí, muy especialmente si buscas algo con lo que estremecerte y empezar a dudar de si realmente hay algo que lo controla todo en esta vida.


Muchísimas gracias a Distribuidora Inca por el ejemplar.
Related Posts

1 comentario:

  1. Jajajaja cómo te entiendo. Es un libro raro; yo cuando lo terminé no logré darme cuenta de inmediato de si me había gustado o no. Suscribo un montón a varias de las cosas que decís en tu reseña. Me alegra, de hecho, ver una opinión parecida jajaja. Ahora tengo Wink, Poppy, Midnight en la mesa de luz, esperando :)
    Un besote :)

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram