Reseña: El beso del infierno

El beso del infierno
Trilogía White Hot Kiss (1 de 3)
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

El Beso del Infierno es el primer libro de la trilogía White Hot Kiss, escrita por Jenifer L. Armentrout. Siendo una fiel seguidora de la autora y habiendo leído otras sagas de ella, no podía creer que esta serie estaba siendo traducida al español. Por eso, el mismo día que lo vi en librerías, aquí en Perú, no dudé en comprarlo. Y puedo decir que no me arrepiento en absoluto.

Layla la ha tenido difícil desde siempre: al ser mitad Demonio y mitad Gárgola, no cuenta con las habilidades sobrenaturales con las que nacen estos seres; por el contrario, tiene el poder de absorber el alma de una persona con tan solo un beso. Considerada una paria tanto para Gárgolas – también conocidas como Guardianes – y Demonios; ha tratado de ser lo más útil que ha podido para los primeros, quienes la han cuidado desde hace varios años. Ha crecido al lado de Zayne, un Guardián que la quiere como a una hermana, pero por quien ella ha desarrollado sentimientos más profundos. Asimismo, siempre ha creído que ellos tienen la razón y verdad absoluta sobre todo. Layla trata de llevar una vida normal, asistiendo al instituto, a la par que realiza algunas labores para los Guardianes. Su trabajo consiste en marcar a los Demonios, para que posteriormente puedan ser cazados y evitar el caos en la tierra. Sin embargo, su vida da un giro de ciento ochenta grados cuando Roth, un demonio, le salva la vida. Pero eso no queda ahí, sino que él empieza a seguirla, insistiéndole que es a ella a la que están tratando de matar y que le concierne a la parte que siempre ha negado: su lado demoniaco. Finalmente, ella decide escuchar a Roth y se empieza a cuestionar si todo lo que le han dicho es cierto, y empezando a cambiar su perspectiva sobre los demonios, quienes consideró sus enemigos. 

Tu vida no se centra en las cosas que no puedes hacer. Lo importante son las cosas que sí puedes hacer.

Sobre los personajes, me han agradado bastante y me he llegado a encariñar especialmente con uno (¿adivinan cual?). Primero, tenemos a Layla, una chica que a pesar de todas las adversidades y del futuro poco prometedor que le espera, no deja que eso la amilane. Por el contrario, ella ve en sus pocas habilidades una oportunidad para resaltar en su hogar. Es ese espíritu de guerrera, lo que permite la fluidez del libro, que avance con un ritmo que no decae al pasar los capítulos.  Zayne, por su parte, siempre se ha desempeñado de manera excelente como guardián y cree ciegamente en ellos, pero debido a los eventos que irán sucediendo en el libro, esa venda se irá cayendo de sus ojos. Aprecia mucho a Layla y por lo mismo, se preocupa por lo que le pueda pasar. A lo largo del libro, se puede apreciar bastante el lazo que los dos han formado y que se verá puesto a prueba por las decisiones de Layla. Y por último, el personaje con el que más me he encariñado: Roth. Es un demonio, pero no se dejen llevar por ese primer pensamiento que viene a su cabeza. En realidad, es arrogante y siempre tiene un comentario que hacer sobre la situación, incluso si esta es de vida o muerte. Aun así, es un personaje con un corazón inmenso, además tiene sueños, anhelos que desea cumplir, pero que se ve obligado a dejar de lado por sus obligaciones como ser sobrenatural. Y podemos ver ese gran corazón suyo, gracias a Layla y el efecto que tiene en él.

La relación entre Layla y Roth se desarrolla a lo largo del libro, y podemos ver como esta va de una amistad a algo más. Roth es bastante insistente cuando se trata de lograr sus objetivos y a Layla no le gusta ser dejada de lado, ni sin saber sobre lo que sucede. Esto usualmente ocasiona que ambos se terminen metiendo en más problemas de los que deberían. Y estas situaciones se las arreglan para hacernos reír, sin dejar de lado la seriedad que se merecen. Quizás, lo que más me gusto de esta pareja, es que Roth, intenta hacer ver a Layla, que el ser un Demonio (o en su caso, medio) no debe ser un problema o castigo. Por el contrario, debe encontrar la forma de darle la vuelta a la situación, buscando el lado ventajoso. Pero no nos olvidemos de Zayne, amigo de Layla desde pequeños y de quien ella ha estado enamorada por años. En este libro, no se lleva mucho lo que es el desarrollo de ellos como pareja, puesto que Zayne tampoco podría involucrarse románticamente con ella debido a sus obligaciones. Aun así, estos elementos nos dejan un ambiente bastante prometedor. Y antes que te lo preguntes, sí, hay un triángulo amoroso. En este libro nos dan un vistazo de lo que será, pero con seguridad se desarrollará en los siguientes libros con mayor profundidad.

Las personas con las almas más puras son capaces de las maldades más grandes. Nadie es perfecto, sin importar lo que sean o por qué bando luchen.

Pero como no todo puede ser color de rosa, hay ciertos elementos que siento que deberían pulirse. Al ser una trilogía, comprendo que la autora no nos podía soltar todo el meollo del asunto desde este primer libro. Aun así, tenemos muy poca información sobre el origen de nuestra protagonista. Además, nos dan un guiño sobre los que serán los problemas en los libros por venir, pero no puedo evitar querer saber más

Como es costumbre, Jennifer tiene la habilidad de atraparte desde el primer capítulo de la historia, pues comenzamos por lo alto. Y me alegra decir que esta aura de misterio no cesa en ningún momento de la historia, dando algunos momentos con situaciones amenas que logran atenuar un poco la situación. Además, la autora es capaz de manejar los elementos claves de esta historia, que son el romance, lo sobrenatural y el misterio de excelente manera, sin dejar de lado ninguno y con el tiempo / espacio necesario para no atosigar al lector. Cabe resaltar, que cada vez que pensamos que estamos en buen camino, un plot twist nos da la bienvenida. En conclusión, Armentrout se las arregla para darnos un mundo totalmente nuevo, pero nos hace sentir familiares con él de manera casi automática. Personajes con los que verdaderamente nos vamos a encariñar y una trama que no permitirá despegarse del libro en ningún momento en busca de respuestas. ¿Se animan a leerlo?


Related Posts

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram