De libro a película: Un monstruo viene a verme


Escrita por Patrick Ness, Un Monstruo viene a verme es de esos libros que dejan la valla muy alta para cualquier tipo de adaptación. Es una pequeña joya de la literatura juvenil (aunque me rehúso a categorizarla sólo dentro de LIJ) y encierra una poderosa metáfora entre sus páginas. El argumento en sí no es complejo, pero mi temor siempre fue solo uno: la historia de papel rezuma intensidad en sus páginas, llega a un punto en que cala profundamente al lector. ¿Sería posible que una película logre retratar la historia de Connor, de su pérdida y de su lucha interna sin destruir el recuerdo de la novela en el intento? Que Patrick Ness estuviera involucrado en el proyecto fue todo un acierto (por experiencia, he aprendido a confiar cuando un director trabaja de la mano junto al escritor de la obra), pero lo cierto es que ha hecho un estupendo trabajo. Maravilloso, en realidad, porque creo que esta será, sin duda, una de las mejores adaptaciones literarias del año. 

No había visto antes ningún trabajo de J.A. Bayona (pese a que tengo Lo imposible en mi lista), pero he disfrutado enormemente lo que nos ofrece con esta cinta. Desde un cast muy bien escogido (hace tiempo que a Felicity Jones no le creía tanto un papel) hasta los aspectos más técnicos, como el manejo de cámara, las luces y la banda sonora. De esto último no sé mucho, sólo hablo como una espectadora a la cuál le encantó la forma de retratar una novela tan profunda como lo es Un monstruo viene a verme: los colores, la atmósfera, ese toque nostálgico y esa mezcla entre fantasía y realidad. Qué bonita manera de comenzar y terminar la película, darle unos minutos de protagonismo al arte, a los dibujos, a tomarnos un tiempo para nosotros y dejar aflorar nuestro niño interior. Tenía la certeza de que utilizarían stop motion para narrar las tres historias, pero me alegra haberme equivocado: la técnica que utilizan (esa que da la sensación de pintura sobre lienzo) es aún muchísimo mejor y calza perfectamente con la historia.


Muchas de las críticas negativas que he leído sobre la película hacen hincapié en dos cosas: que es especialmente sentimentaloide y que no desarrolla bien las sub-tramas. No es un secreto que el libro abarca un tema difícil y delicado como lo es el cáncer, junto a todo lo que ello implica a nivel físico y emocional. De por sí estamos ante una historia que remueve sentimientos: que sea en mayor o menor medida depende del espectador, pero eso no la convierte en un melodrama barato ni da la certeza de que terminarás llorando a mares. Personalmente, soy una persona que tiende a emocionarse si una historia me toca la fibra sensible y esta lo ha logrado. Sí, he derramado un par de lágrimas y sí, he terminado con un nudo en la garganta. Pero eso no ocurrió sino hasta el clímax de la película, un momento en que las luces, la cámara, la banda sonora, todo se conjuga para lograr un momento álgido, doloroso hasta cierto punto, pero increíblemente bien retratado.

El bullying que sufre Connor en la escuela, además de la relación que tiene con su padre y su abuela son dos de las sub-tramas que se ven en la novela y también en la adaptación. Quizás esté un poco de acuerdo en que al primero sí le falto algo de desarrollo, pero soy fiel defensora de que a lo segundo no. Como adaptación Un monstruo viene a verme me pareció tan fiel al libro como una película puede ser: respeta la esencia, respeta lo personajes e incluso coloca las frases más memorables de la historia. Lo que el lector lee es lo que va a ver en la pantalla, salvando algunos pequeños detalles que no afectan demasiado a la historia. Por supuesto, la novela escrita siempre será mejor, pero en este caso puedo decir sin temor que la adaptación ha estado a la altura.  


En resumen, ha valido la pena la espera. Un monstruo viene a verme llegó a Perú cosechando muy buenas críticas alrededor del mundo y ahora puedo darles totalmente la razón. Lo disfrutará tanto un niño como un adulto - cada quién puede rescatar algo distinto de la historia - y sí, también pienso que gusta incluso si no has leído previamente el libro. Sin embargo (y aquí viene un pequeño momento de confesión), yo pensaba que, sabiendo cómo termina la historia y por dónde discurre el argumento creí - inocentemente - que la adaptación no calaría tanto en mí. Terrible error. Un monstruo viene a verme  llega al corazón, de eso no hay duda.

Related Posts

1 comentario:

  1. ¡Las ganas que tengo de ver YA la peli! Este libro ha sido uno de mis favoritos del año, que bueno que la adaptación te haya gustado tanto Cris. Iré ilusionada y con el corazón listo para ver la película en estos días!!! Un beso! :)

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram