Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Booktag: El tag del café


He llegado a la conclusión de que la universidad fue la gran culpable de que el café y yo nos convirtiéramos en buenos amigos. Al comienzo era porque me quitaba el sueño: las horas de estudio que demandaba la carrera requería de una buena dosis de cafeína, pero poco a poco empecé a encontrarle el gusto y ahora lo tomo por puro placer. El café es un buen compañero de lecturas, el mejor aliado en los días de invierno y en verano no existe nada como una deliciosa combinación de café helado. En fin, que aunque no es un vicio no está lejos de serlo y nunca le digo que no a una deliciosa taza de café y a una buena compañía. Pero dejemos el palabreo para otra ocasión y empecemos con el booktag (ojo, que si luego te da ganas de ir a por una taza de esta bebida yo no soy culpable).


Basta con dar una mirada a las ediciones de Canción de hielo y fuego para saber que son libros extensos, complejos, pero no por ello aburridos. Todo lo contrario, Juego de Tronos es un muy buen comienzo y las siguientes entregas superan cada una a la anterior, creando un universo maravilloso, redondo y con personajes increíblemente reales. HBO ayudó a que la historia de Westeros y las Ciudades libres se hiciera aún más conocida y hoy en día son miles - quizás millones - los que seguimos la historia de Martin. ¿Qué nos depara Vientos de invierno? Nadie lo sabe. De lo que sí estoy segura es que es una mezcla de sentimientos encontrados: emoción por conocer cómo continúa la historia y cierta angustia porque nunca se sabe de qué personaje prescindirá el autor en esta nueva entrega (¡por favor, no me quites a mis favoritos!). 


Estaba a punto de decir Roald Dahl, pero el nombre de María Fernanda Heredia cruzó por mi cabeza. Lo cierto es que, aunque he disfrutado mucho de novelas como Matilda, Charlie y la fábrica de chocolate o El gran gigante Bonachón, lo cierto es que me he reído demasiado con las ocurrencias de los personajes de Heredia. Ambos están catalogados como novelas infantiles (incluso middle grade), pero siento que cualquier persona, sea niño, adolescente o adulto, puede perderse y sentirse feliz entre sus páginas. De Heredia recomiendo muy especialmente El club Limonada, uno novela preciosa, graciosa y de esas que dejan una sonrisa al llegar a la última página.


¿Soy la única que cuando piensa en un libro de Navidad se le viene a la mente Harry Potter? Es curioso, porque en esta parte del planeta (Perú, hemisferio sur, Lima húmeda y bochornosa) nos pasamos Enero luchando con el sol cada vez más abrasador. Como sea, a mí Navidad siempre me da sabor a invierno e invierno me recuerda a las primeras nevadas de Hogwarts, al chocolate caliente y a una chimenea cálida en la Sala Común. Y por supuesto, a Hagrid cargando un inmenso pino, al Gran Comedor mágicamente decorado y a las aventuras del Niño que vivió.


¿Ultimamente? El Ruiseñor. Qué novela, por cierto. Ambientada en la Segunda Guerra Mundial (mi eterna debilidad), la historia se centra en dos hermanas - tan distintas entre sí - y en cómo afrontan cada uno de los hechos que ocurren en la Francia invadida por los nazis. Veo a esta historia como una especie de homenaje a todas las mujeres (y niños) que lucharon durante la guerra. No necesariamente con armas, no en el campo de batalla. Hay muchas formas de pelear por nuestros ideales y ellas, Vianne e Isabelle nos lo demuestran. Aquí la reseña, les aseguro que vale absolutamente la pena.


Un monstruo viene a verme, definitivamente. En el cine, el las revistas, en artículos de Internet y en las librerías. Supongo que es por su estreno reciente y las buenas críticas que ha ido cosechando la historia. La verdad es que no puedo estar más que de acuerdo con las buenas opiniones: la historia de papel es una pequeña joya y la adaptación una de las mejores que he visto en lo que va del año. Ambas van recomendadísimas. 


Abril Rojo, de Santiago Roncagliolo. Siendo el Premio Alfaguara 2006 y teniendo un escenario que daba mucho en juego, me da algo de pena que el libro haya quedado en un "pudo ser mejor". La década del terrorismo en el Perú es un momento complejo en todo sentido y los años posteriores también. Situar un thriller en este escenario fue una buena apuesta, particularmente Ayacucho, que fue el epicentro de todo. Pero si no tienes un buen protagonista, mucho me temo que no se llegará a explotar todo el potencial de la novela. En fin, que quizás la próxima lo piense dos veces antes de leer algo del autor. 


Hay quienes adoran Flores en el ático con todo el corazón y hay quienes prefieren nunca haber conocida la historia. En lo personal la disfruté enormemente. Soy consciente de que hay detalles que pudieron mejorarse y que la protagonista no es precisamente la mejor narradora, pero la historia sabe sorprender sobretodo en la segunda mitad. Sí, tampoco es una novela para todos los gustos porque aborda algunos temas delicados. Pero si estas dispuesto a salir de tu zona de comfort y probar algo nuevo, aquí tienes al indicado.  



¡Hasta aquí el booktag de hoy! Extrañaba hacer este tipo de entradas, es bonito tomarse un tiempo para completar el reto, pero a la vez recordar algunos títulos que hace tiempo no me venían a la cabeza. ¿Ustedes cuales elegirían para completar esta entrada? 

2 comentarios:

  1. Hola! Me encantó el booktag :D y más con esa combinación de café... me ha pasado igual que a vos, hasta me digo a mi misma que soy una adicta jajja y todo empezó con la universidad.. en decir, antes tomaba café con leche, luego se me hizo muy habitual andar tomando café, por la mañana, merienda, etc.
    Te mando un beso grande, hacia mucho que no pasaba por acá!

    Saludos!

    S.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó este booktag, me dejó con pila de ganas de merendar, así que voy a ello :P
    Un besote :)

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram