Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Booktag | Las chicas Gilmore



Las chicas Gilmore se estrenó en Octubre del 2000 y desde entonces ha llegado al corazón de muchos espectadores. Las peripecias de Lorelai Gilmore y su hija Rory a lo largo de siete temporadas tenían el balance perfecto entre comedia, drama, romance y una pizca de misterio. Las continuas referencias a la música, al cine, a la literatura, la política y el feminismo eran su sello especial, ese algo que te transportaba a Stars Hollow y te hacía desear - aunque sea por un momento - acompañarlas en su día a día. ¿Sabían que Netflix está por estrenar una nueva temporada, muchos años después? En medio del revuelo que ha causado y las expectativas un poco demasiado altas encontré este booktag ¡y me pareció perfecto para el momento! ¿Listos para ver cuales son mis escogidos?


UN PERSONAJE CON UN GRAN SENTIDO DEL HUMOR: Lorelai Gilmore es uno de los personajes más divertidos que he conocido. Confieso que al comienzo me parecía un poco irritante lo mucho que hablaba, pero poco a poco, su ingenio y su sentido del humor terminaron haciéndome reír durante varios capítulos... y Johanna Morrigan, de Cómo se hace una chica, se le parece muchísimo. Ambas son personajes fuertes e independientes, que se toman las adversidades con un sentido del humor muy único, riéndose de sus propios defectos y desbordando sarcasmo por cada uno de sus poros. Ambas tienen una historia interesante que contar, pero es su vibrante personalidad lo que las lleva a resaltar por encima de todas las cosas.


TU CLÁSICO FAVORITO: siempre he dicho que Orgullo y prejuicio es uno de mis clásicos preferidos de toda la vida, en parte por la historia en sí y en parte porque fue el primero que leí y por eso le guardo especial cariño. Rory Gilmore me recuerda a veces a Elizabeth Bennet: dulce, ingenua, pero con una curiosidad única y ganas de enfrentar al mundo. Por cierto, ¿conocen el reto de lectura basado en este personaje? Aquí les dejo el link por si se animan ¡son nada más y nada menos que 340 libros!

UN LIBRO QUE AMAS EN SECRETO, PERO QUE QUE TE DA MIEDO ADMITIR: confieso que me he tomado mi tiempo para buscar un título que calzara con la consigna (pero nunca tanto como Lorelai en admitir sus sentimientos) y lo más cercano que he encontrado ha sido la serie La Selección. No es que ame los libros, pero los considero una especie de guilty pleasure: muero de curiosidad por saber cómo continúa la historia aunque los personajes no me caigan muy bien que digamos. 


UN PERSONAJE MUSICAL: ¡Park Sheridan, por supuesto! ¡Si hasta comparte nacionalidad con la adorable Lane! Una de las mejores cosas que tiene Eleanor & Park es ese toque musical que Rainbow Rowell le ha colocado a cada uno de sus capítulos, dándole una atmósfera única, muy acorde a la época en la que se desarrolla la historia. Y aunque Park desborde esa vibra entre nostálgica y melancólica, creo que tanto él como Lane saben ganarse un espacio en el corazoncito del lector /espectador.


UN LIBRO QUE DEVORASTE: ¡Muchos! Pero ahora mismo se viene a mi mente la serie Percy Jackson. Los cinco libros de Los dioses del Olimpo me duraron apenas una semana (si eso no es un vicio, díganme entonces qué es) y me dejó con ganas de muchísimo más. No creo ser la única a la que se le hace la boca agua cuando ve los deliciosos manjares que prepara Sookie, ¿verdad? 


TU PRIMER AMOR LITERARIO: por ahí leí una frase que decía que el primer amor no es la primera persona que te gustó, sino la primera persona por la que hiciste cosas que nunca pensaste hacer, anteponiendo muchas veces a tus necesidades. Pues bien, Adrian Ivashkov cumple claramente con esa consigna: nunca me había atrevido a leer fantasía paranormal en inglés, pero al conocerlo a él en Vampire Academy supe que no podría esperar a que Bloodlines fuera traducido.... y la verdad es que fue la mejor decisión, porque empecé a leer un poco más en inglés y disfruté de su historia como una fan enamorada (además, si hubiera esperado a la traducción me temo que aún estaría contando los días). 


UN LIBRO QUE ADORAS, PERO QUE TIENE MUCHO HATE: ¿The Duff? Aquí no estoy tan segura. Cuando lo leí - hace ya un par de años - me pareció una novela que se alejaba de los típicos estereotipos de literatura juvenil, un soplo de aire fresco cargado de risas. Bianca tiene hasta cierto parecido con Jess, con esa actitud sarcástica y el hecho de que esconden los hechos, mintiéndose incluso a sí mismos. No es tanto el hate que pueda haber con la historia, sino que muchos consideran que es una novela normalita cuando a mí me pareció unas de las más destacables dentro del panorama (por cierto, ¡no vean la película! Eso sí que es un desastre con patas!)


UN LIBRO COSTOSO: Tormenta de espadas, sin lugar a dudas. La tercera entrega de la saga Canción de hielo y fuego me costó exactamente cien soles (unos treinta y tantos dólares) y para mi bolsillo de entonces me parecía exageradamente caro. Pero la historia lo vale y era cuestión de conocerla un poco más para admitir que la inversión valió totalmente la pena. Algo así como Emily Gilmore: al comienzo te cae antipática y cuesta entenderla, pero cuando conoces las razones de sus actos empieza esa punzada de curiosidad, ese bichito que te dice que en realidad, quizás tú hubieras hecho lo mismo por tu familia. 


UN LIBRO QUE FUE ARRUINADO POR EL HYPE: Admito que Miss Patty nunca me cayó ni demasiado bien ni demasiado mal. Creo que hacía falta conocerla un poco más o simplemente, haberla conocido en otro momento, algo así como El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, que tenía el hype por las nubes cuando se anunció que tendría una adaptación dirigida por Tim Burton. Ni la novela ni la película decepcionan, pero tampoco alcanzan las expectativas que uno puede crear sobre ellos. Avisados quedan si aún no han podido verla / leerla. 


UN PERSONAJE TENSO (COMPLICADO): tras mucho pensarlo me decido por Cleiona Bellos, de la serie La caída de los reinos. Cleo es un personaje difícil de entender, y con la que cuesta un poco empatizar (especialmente por lo mucho que le encanta caer en los instalove). Pero conforme avanza la trama llega un momento es que te pones en su piel, sientes la química con otros personajes ¡y voilà, resulta que mueres por saber cómo continua su historia! Algo así como Paris Geller, que una vez que la comprendes todo se ve un poco más claro. 


¡Y hasta aquí el booktag de Las chicas Gilmore! Espero que les haya divertido tanto como a mí y recuerden (digo, por si aún no lo saben) que se acaba de estrenar una nueva temporada, que estoy deseando ver con muchas ganas. 

1 comentario:

  1. Las amo, las amo, las amo. Me encantó tu entrada, Cris!

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram