Reseña: Night Owls

Night Owls
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

Me gustan los corazones con músculos y arterias, no los corazones románticos.

Beatrix es una chica peculiar. la anatomía humana es su pasión y dibujar cadáveres se ha convertido en algo más que un simple pasatiempo. Pero como su familia no tiene los recursos económicos suficientes, su meta a corto plazo es conseguir una beca que le permita acceder a una buena escuela de arte. Y en eso estaba, hasta que la doctora Sheridan se le olvidó tuvo un contratiempo y no pudo asistir a la reunión, dejando a Bex sin la oportunidad de acceder al programa de Cuerpos Donados y prácticamente obligada a regresar a casa en la última línea de tren. 

Corrección, no en la última. En realidad tendrá que tomar el lento y sucio Owl de San Francisco, ese bus que nadie quiere por la baja calidad de su servicio y donde es fácil encontrarse con borrachines, fiesteros y hasta miembros de alguna pandilla. Lo que nunca pensó es coincidir ahí con Jack Vincent, cuyo principal atractivo no es lo guapo que pueda ser, sino que está tan lleno de excentricidades como ella misma: de clase alta, amante de lo vintage, practicante de budismo y un poco (pero no tanto) vegano. Y quizás también el responsable de los grafittis dorados que están apareciendo por toda la ciudad, lo cual le convertiría en uno de los artistas callejeros más buscados y a ella una chica con información privilegiada en sus manos.  
Era demasiado excéntrica para los chicos clásicos y no lo suficiente para los modernos. No era ni freak ni geek, y eso me dejaba sola en tierra de nadie
Que quede una cosa muy clara: ni la portada ni la sinopsis le hacen justicia a este libro. No digo que sean horribles, es solo que en una primera revisión uno podría pensar que está ante la típica novela de chica conoce a chico, se enamoran y son felices para siempre. Y nada más lejos de la realidad.  Night owls brilla porque se aleja de los estereotipos, de esos clichés que abundan demasiado en literatura juvenil. No tenemos a una chica inocente que no sabe lo que vale ni al encantador príncipe azul que llega a rescatarla. Tampoco una protagonista llena de defectos ni el clásico chico malo pero con corazón tierno que cambiará cuando conoce el amor. En realidad conoceremos a dos personajes tan distintos entre sí, pero tan reales que no hay forma de no conectar con ellos. Peculiares, sí, pero de carne y hueso, de esos que podrían ser tus vecinos o tus propios amigos.
- ¿Qué quiero?- sus dedos rozaron algunos mechones sueltos que tenía cerca de la sien - Te quiero llamar cada cinco minutos. Te quiero enviar un mensaje de texto deseándote buenas noches todas las noches. Te quiero hacer reír. Y quiero que me mires como lo hiciste aquella primera noche en el autobús.
No voy a negar que Night owls es también una novela romántica, pero de las bonitas. De esas que te sacan risas con las interacciones entre los personajes, con la chispa que desbordan nuestros dos protagonistas. Eso que va naciendo entre Jack y Bex es tan tierno que he estado con una sonrisa tonta en los labios durante muchas páginas. Lo suyo no es instalove (aunque a primera vista pueda parecerlo) y el romance tampoco lo es todo en esta novela. Ambos comparte su amor al arte - en diferentes facetas - y eso se ve plasmado entre las páginas (y la edición) de este libro. Jenn Bennet, la autora, se ha tomado su tiempo para desarrollar tramas que van complejizando la historia, explorando en cada uno de los personajes y sus vidas. Hay padres, hermanos y amigos que tienen un papel en ellas y no son simples marionetas, simple relleno que apenas aparece en una página para darle "normalidad" a la historia. Hay momentos de drama, de tensiones, de situaciones que podrían ser el fin o el inicio de nuevos conflictos. Pero sin caer en excesos, con las dosis precisas en los momentos exactos.

En resumen, Night owls es sencilla, ligera y sin muchas pretensiones. Ha sido la mejor compañera que pude tener para días de mucho trabajo y estrés y es por eso que he disfrutado cada página leída. Mis felicitaciones a la autora por saber darle vuelta a una historia que pudo ser una más del montón, pero que destaca por sus pinceladas de originalidad, tanto en sus giros argumentales como en sus personajes. Por supuesto me ha picado la curiosidad y creo que buscaré otras novelas suyas, sospecho que me llevará más de una grata sorpresa. 


Muchísimas gracias a Distribuidora Inca por el ejemplar 
¡ha sido la mejor lectura de Feria que pudo haber!

Related Posts

3 comentarios:

  1. Pues me ha dado ganas de leerlo, pensé que era una novela típica juvenil pero al parecer tiene varias cosas que me pueden gustar, espero leerlo pronto Cris ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estoy segura de que te encantará, Bren! Espero que pronto le des una oportunidad.
      Un abrazote!

      Eliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram