Reseña: Londres después de ti

Londres después de ti
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

Algunas personas, las que verdaderamente importan, aunque se marchen, nunca se van. 
Un año de relación a distancia es demasiado tiempo para dos personas como Naira y Jarek. Separados no solo por un idioma, sino también por los muchos kilómetros que hay entre sus dos países deciden, por fin, regresar al lugar donde todo comenzó: Londres. El cielo gris, los días de lluvia y las bulliciosas calles de la capital inglesa fueron una vez el escenario de su historia de amor, de cómo dos almas tan distintas una de la otra estaban destinadas a conocerse. Ella, una española cuyo cabello rojizo parece decir lo contrario y él, un joven checo que se aleja del estereotipo escandinavo. Ninguno es lo que el otro esperaba pero en eso radica el encanto del Erasmus, en conocer nuevos lugares, nuevas personas y darse un tiempo para enamorarse de ambos.

Comprar un pasaje es el primer paso, el más sencillo de todos. El más difícil será dejar a su familia y a la tierra que la vió nacer por embarcarse a perseguir un sueño, por recuperar aquello que durante un año ha estado pendiendo de un hilo demasiado fino. Además, Naira acaba de terminar la universidad y se encuentra en esa difícil etapa en la que uno no sabe qué hacer con su vida, qué rumbo tomar, cuál es la mejor manera de sacarle provecho a esos años de estudio. E irse a vivir a Londres le parece una decisión arriesgada, pero también la mejor forma de empezar una nueva etapa. Sin embargo, las cosas no siempre salen como uno lo espera: apenas unos días de subir a ese avión a Jarek le ofrecen una oportunidad única en República Checa que podría significar un gran paso en su carrera. Rechazarla sería resignarse a que su carrera de músico quede en stand-by. Aceptarla implicaría dejar a Naira sola por varias semanas.
Las personas a veces somos como gotas de agua para otras. Chocamos, en muchos casos no dura mucho, ni parece tener más trascendencia. ¿Qué es una gota de agua, no? Pero es que una sola gota hace que se mueva todo el lago.
Pese a todo, Naira se ve incapaz de pedirle a Jarek que rechace la oferta. Le esperará en Londres, contará los días para estar nuevamente juntos, para comenzar de nuevo, para enfrentar juntos a los obstáculos de la vida. Pero conforme pasan los días y nuevos giros la separan de Jarek, ella empieza a tener sus dudas. ¿Debe quedarse en esa ciudad que le trae tantos recuerdos, tantos momento bonitos que corren el riesgo de nunca más ocurrir? ¿O es que sería capaz de regresar a casa, a Madrid, para intentar rehacer su vida como si un año no hubiera hecho mella en su corazón?

Londres después de ti, la novela ganadora de la cuarta edición Premio Literario La Caixa, era un infaltable en mi lista de lecturas. Siempre le he seguido la pista a los título de Plataforma Neo, especialmente cuando se trata de descubrir nuevos autores cuyas historias siempre terminan dejando un buen sabor en los labios. Confieso que sabía más bien poco de la historia (siendo un libro tan cortito me temía que la sinopsis tuviera spoilers) pero iban con altas expectativas. No demasiado, eso sí, pero las suficientes dado que las anteriores ganadoras supieron ganarse mi corazoncito. ¿El resultado? Que la novela me ha gustado, pero le ha faltado un poco más para ser perfecta.

Londres, que bonito escenario para situar una novela. Ese era el primer punto a favor con el que contaba Jara Santamaría, ese y le sencilla pero encantadora portada que lleva su libro. Abordar un tema como el Erasmus también atrae bastante. Hasta ahora yo no he tenido la oportunidad de vivir un intercambio en el extranjero, pero ganas no me faltan y es una especie de sueño por cumplir que tengo pendiente. ¿Cómo iba a resistirme a una novela que me presenta a un personaje que lo ha vivido, que nos cuenta la experiencia, que nos lleva a conocer nuevos lugares a través de sus ojos? Más aún si viene acompañado con una pluma cadenciosa, dulce, capaz de hacer aflorar los sentimientos con unas pocas frases. 
Aquel año era imposible pensar en penas. Estaba eufórica, drogada de vida, de besos, de Jarek, escuchándole tocar el piano a las dos de la madrugada, abrazándole bajo las mantas, con su olor pegado a mi ropa. La vida era eso. El resto, la lógica, mi regreso a España, era un sucedáneo inaceptable y extraño, ajeno a mí, y a todo.
En aquel momento solo existía Jarek.
Londres después de ti se aleja del cliché de novela romántica entre un chico y una chica. Primero que nada porque es más de desamor que de lo otro. A través de las páginas conocemos la historia de Naira y Jarek, cómo la experiencia de Erasmus les cambió la vida a ambos y como tuvieron que afrontar terminar una etapa para comenzar la siguiente sin perderse en el camino. Me ha gustado como la autora ha ido construyendo la relación de estos dos: las primeras miradas, los problemas de idioma y cómo poco a poco vas conociendo a la otra persona, con virtudes, con defectos y también los espacios a los que sabes que nunca podrás acceder porque son parte de una vida que no comparte. No exagero cuando digo que Londres después de ti destila nostalgia en cada una de sus páginas. No es una novela triste - al menos pretende no serlo - pero sí de exploración, de darte cara a cara con la realidad, de saber que hay decisiones arriesgadas en las que puede no haber luz al final, pero que si no las tomas te arrepentirás toda la vida. 

Creo que el principal problema de esta novela es la longitud que tiene: doscientas y pocas páginas no son suficientes para construir una historia redonda, para construir unos personajes lo más humanos posibles, para llevar a encariñarte con ellos y no querer llegar a la última página. Reconozco que por momentos me he sentido identificada con Naira, pero también he cuestionado varias de sus decisiones. Quizás algunos capítulos más no hubieran caído en vano, porque la historia tiene mucho potencial, tiene un elenco de personajes variopintos (tanto de principales como secundarios), tiene como escenario una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, tiene una premisa sencilla pero de la cual se puede explotar bastante. De momento me quedo con un bonito recuerdo, pero con la sensación de que pudo ser mejor.

Related Posts

4 comentarios:

  1. Hola! Tengo montones de ganas de leer el libro, pero todavía (creo) no llegó a mi país.
    Ahora, creo que difiero en una cosa cosa contigo: la longitud del libro no implica que no se pueda profundizar en los personajes, creo que eso depende de la capacidad del autor más que de la cantidad de páginas. Si te referías a que esta historia en particular no pudo hacerlo, ta, ignorame nomás :P

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sof!
      Tienes razón, me olvidé especificar que lo de la longitud era para este libro en particular (a veces tiendo a ser un poquitin despistada). He tenido la suerte de poder leer algunos incluso más cortitos, pero no por ello dejan de ser muy bien trabajados, asi que coincido contigo ;)

      Un besote y gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. Yo lo quiero leer y más si se trata de una novela corta y que está ambientada en Londres una ciudad que quiero conocer. La portada es una hermosura, más que anotado espero leerlo prontito.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    No conocía el libro pero la portada me ha enamorado. No suelo leer de este tipo de romance pero la forma como hablas del libro y lo que dices de él me hace querer devorarlo. Ese asunto de que es demasiado corto entristece un poco porque cuando se trata de una buena historia lo que quieres es conocerla másmása profubdidad

    En fin, que si lo traen a mi país sin duda alguna lo consigo. Gracias por al reseña y la recomendación.

    Nos leemos, un besito.

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram