Reseña: La reina roja

La reina roja
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

Esto es de verdad lo que divide a rojos y plateados: el color de nuestra sangre.

Mare Barrow es una roja, una chica del pueblo, común y corriente, con ninguna habilidad en especial más que sobrevivir robando a los demás para ayudar a mantener a su familia. La sangre roja que corre por sus venas la condena a ser quién es y a vivir sirviendo a los plateados, humanos capaces de dominar elementos como el fuego o el agua y que por ello creen tener el derecho de subyugar a quienes son diferentes.

Mare no es una heroína. Apenas podría considerarse la escoria de la ciudad, ese tipo de personas que más que aportar están ahí para ser una boca más que alimentar, alguien más por quién preocuparse. Vive a la sombra de su hermana menor y su futuro es tan incierto que ni ella quiere planteárselo. Hasta que un día decide meter las manos en la cartera equivocada y su mundo cambia para siempre. Y no precisamente para bien. Obligada a trasladarse al palacio, obligada a mentir sobre quién es en realidad y obligada a casarse con quién no quiere, Mare se da cuenta de que la vida de una roja pudo haber sido insignificante, pero al menos podía saborear una pizca de libertad. Ahora, recluida entre cuatro inmensas paredes, casi como un objeto de lujo más, comienza una lucha interna que no solo involucra a ella, a su familia o a los príncipes, sino que involucra a toda la humanidad... y en ella el color de la sangre será lo de menos. 

Intrigas políticas, ambición, guerras, descubrimientos insospechados, una revolución en ciernes y una pizca de romance para aderezar la mezcla. Sí, La Reina Roja es todo eso y mucho más, es un mundo donde uno debe aprender a desconfiar hasta de sí mismo porque, aunque no lo parezca, cualquiera puede traicionar a cualquiera.
Destruidos por la grandeza de otros, perdimos la batalla por nuestro derecho a existir debido a que no somos especiales. No evolucionamos como ellos, con facultades y fortalezas que vayan más allá de nuestra limitada imaginación. Seguimos siendo los mismos, estancados en nuestro cuerpo. El mundo cambió a nuestro alrededor, pero nosotros seguimos siendo los mismos.
Las opiniones sobre La reina roja son bastante dispares: hay quienes lo aman con todo su corazón y otros que la consideran un refrito de conocidos best-sellers de distopía juvenil. En cuanto a mí, tengo que reconocer que me ha gustado mucho más de lo que esperaba y que me ha sorprendido bastante. Nunca he sido muy fan de las distopías y eso es algo que menciono siempre. En toda mi vida habré leído un par y dudo mucho que los catalogue entre mis temáticas favoritas (no es lo mío, qué se va a hacer). Será quizás esa la razón por la que los clichés que muchos acusan a la historia para mí no resultaron tan notorios ni fastidiosos. Salvo uno que otro detalle en general creo que Victoria Aveyard ha sabido construir su mundo - a medio camino entre lo medieval y futurista - con la maestría necesaria para que sea consistente, enganche y tenga sus pinceladas de originalidad.

Pero, ¿qué es lo que tiene  La reina roja que me ha llevado a ponerle cuatro estrellitas, siendo un tema que no se encuentra entre mis preferidos? Los giros inesperados, señores. No una, sino dos y hasta tres veces la trama se ha inclinado hacia lugares en los que yo no sospechaba, con un ritmo frenético que aumenta la tensión en cada página. Cuando creíste que las piezas por fin habían encajado, cuando parecía que lo peor había pasado... viene la autora y te voltea el tablero, dejándote otra vez en desconcierto. En lo personal valoro muchísimo a las historias y los escritores que tienen esa capacidad de desconcertante, de hacerte creer una cosa y que luego sea otra completamente distinta, insospechada, pero con lógica y fundamento. 
Eres completamente distinta a todos.
Ni roja ni plateada.
Algo diferente. Algo más. 

En cuanto a los personajes, ahí tengo un par de reticencias con algunos de ellos. Es cierto que la autora le dedica un tiempo preciado a sus tres protagonistas - Mare, junto a los príncipes Cal y Maven - pero o descuida a los secundarios o simplemente el número de personajes le ha superado. Lo he pasado por alto porque la trama me ha entretenido lo suficiente para querer saber cómo continúa, pero confío en que las siguientes entregas se corrijan esos errores. Eso sí, destaco que Aveyard haya tratado de construir personajes reales, con una personalidad muy humana, capaces del peor acto de maldad cuando se trata de proteger los intereses propios como de mostrar ternura y bondad cuando la situación lo requiere. 

En síntesis, para ser el inicio de una serie La reina roja ha sido mucho más de lo que esperaba. Temía encontrarme con una novela introductoria, pesada, que se dedicara más a explicar los diferentes matices de este mundo pero me he llevado una sorpresa (y de las buenas). Por mi parte la novela va más que recomendada y empezaré a contar los días en que pueda tener la segunda parte en mis manos (porque créanme, luego de ESE final estoy segura de que lo van a necesitar).


Related Posts

3 comentarios:

  1. Hola!

    Me gustó mucho y estoy deseando leer la segunda parte :)

    Besos :*

    ResponderEliminar
  2. Uy, me alegra que a vos sí te haya gustado tanto. A mí me decepcionó un montón y realmente no pude ver las cosas buenas que vos comentás. Está mi reseña por ahí, por si te interesa, jaja. No sé si leeré la segunda parte, porque ni siquiera me dejó con ganas de eso, así que espero tu reseña para ver si al menos vos me das ganas de leer :P
    En fin, un besito ^^

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    He visto varias reseñas de este libro en diferentes blogs y generalmente dicen que es genial. Y es cierto que ese conjunto de elementos de los que goza la historia le añade mucho interés, pero si te soy sincera no me convence demasiado porque no es mi tipo. No logro congeniar con este tipo de historias, aún así podría darle una oportunidad en algún momento.

    Excelente reseña. Nos leemos, un besito.

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram