Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Reseña: Paperweight

Paperweight
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

27 días. Solo 27 días para que se cumpla un año de la muerte de su hermano. Encerrada ingresada en un centro de rehabilitación, Stevie cuenta cada uno de los días que la separan de esa dolorosa fecha porque está a punto de hacer algo que lo solucionará todo, algo que le quitará esa culpa que ha cargado consigo durante casi doce meses y la liberará a ella y a Josh para siempre. Stevie es fuerte y ni un terapeuta ni un grupo de chicas en recuperación serán capaces de detenerla, de hacerle cambiar de opinión. Está decidida a cruzar sus propios límites y a abrazar a la muerte como una vieja amiga, una que le ha acompañado desde que los primeros síntomas de la anorexia se colaron en su vida. 

La pregunta es, ¿serán 27 días suficientes para soltar cada uno de los hilos que le atan a su existencia, a todo lo bueno y lo malo que haya en ella? ¿o quizas pueda llegar a creer que la vida puede ser dolorosa, pero es precisamente ese dolor lo que te da consciencia de que estás viva?
¿Nunca deseaste hacer algo... extraordinario? ¿Algo que te distinga para probar que eres diferente?
Paperweight fue una de las lecturas conjuntas que organicé este año (y acabo de darme cuenta de que últimamente ando metida en demasiadas lecturas conjuntas) y creo que no pudo haber elección más acertada. Me gusta este tipo de historias, novelas juveniles que abordan temas delicados y complejos de manera abierta, que no lo relegan a una metáfora ni que lo tratan de tema tabú. Sí, Paperweight va sobre anorexia, pero eso es sólo el comienzo. Al igual que el propio transtorno, el libro va decubriendo capa tras capa la historia de Stevie, profundizando en su personalidad, revelándonos las razones que la llevaron a caer en ella y trazando un futuro incierto si es que se empeña en seguir con su decisión.

Meg Haston, la autora, es una sobreviviente. Pero lejos está de incluir transtornos alimenticios con la finalidad de darle una cuota más de drama a la novela. Ella habla abiertamente, de manera cruda pero real, de todos aquellos mitos sobre la anorexia y la bulimia, pero también de lo que verdaderamente ocurre en la mente de las personas que lo padecen y que muchas veces son prejuzgadas (razones hay varias, algunas frívolas, otras más complejas) sin darse el tiempo de mirar dentro de la persona, comprender por qué lo hace.

Sé que todos tenemos cargas en la vida, pero no soy lo suficientemente ingenua para pensar que puedo cargar pesos ajenos.
Como protagonista, Stevie tiene muchísimo que contar. No sólo está el hecho de haber perdido a un hermano o de ser víctima de un transtorno, sino que también debemos incluir en la ecuación la ausencia de una madre y la poca atención que recibe por parte de su padre. Y los problemas de la adolescencia, claro está. ¿Quién no ha querido huir alguna vez de casa para salir con sus amigos? ¿Quién no ha querido demostrar que se es capaz de tomar sus propias decisiones? La historia se va contando en pasado y en presente, dos líneas argumentales que va uniendose poco a poco hasta presentarnos el panorama completo: una joven obsesionada con el control, con la necesidad de acabar de una vez con sus problemas - con el anhelo de ser - por una vez, admirada por lograr algo que pocos pueden aspirar. 

Poco es lo que he contado de la trama, lo sé. Pero creo que es lo único que tienen que saber para disfrutar de esta historia. No es rosas y colores, no es sonrisas y alegría. Tampoco es exactamente lo contrario. Es una historia real, intensa y descarnada. Una novela juvenil como pocas, una manera de ser testigos de una situación que viven muchas personas, pero de la que realmente conocemos poco y que no merece ser pasada por alto.

Si se animan a saber más les invito a escuchar este HangOut que hice como parte de la Lectura conjunta con dos invitadas muy especiales. Debatimos un poco más a fondo sobre los personajes, la trama y algunos cabos sueltos que quedaron al finalizar la novela. Sin spoilers, eso sí.


Muchas gracias a Distribuidora Inca por el ejemplar

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Muy buena reseña. Estaba en duda sobre si leerlo o no, pero me convenciste. Se ve como un muy buen libro, y me gusta mucho lo que decís sobre que no es un dramón ni que trata las enfermedades de una forma extraña como suelen hacer los YAs.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Este lo vi hace poquito, atraída por esa portada tan hermosa. Sin embargo, la temática en sí no es de las cosas que busco leer ahora. Eso sí, no dudo que sea un buen libro y sin duda lo voy a tener en cuenta para cuando ante con ganas de una lectura de este tipo.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Hooola!

    Debo empezar diciendo, ¡Qué hermosa portada! wao, no sabía nada de este libro, pero sin duda a primera vista, tiene muy buena pinta.

    Con respecto a la historia, no suelo leer libros de este tipo porque no son mi estilo, pero no sé hay algo en esta que me llama un poco la atención. Veremos si me animo pronto con ella!

    Excelente reseña,
    Un abrazo!
    Lis de Viviendo Entre Letras

    ResponderEliminar
  4. La portada me parece preciosa :)

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram