Libros ambientados en la II Guerra Mundial


La Segunda Guerra Mundial y el Holocausto judío son temas que ejercen una extraña fascinación en mí. Desde que en el colegio tuve la oportunidad de conocer un poco más a fondo sobre ese período de la historia me di cuenta que se convertiría en aquel al que siempre volvería para desentrañar nuevos datos, nuevos personajes y nuevos testimonios. En parte se debe a que un ejemplar de Diario de Ana Frank llegó a mis manos en el momento justo, en parte a que siempre he sido una chica a la que le gusta la historia porque pienso que de los errores y aciertos del pasado se puede aprender algo. Como fuera, desde entonces todo aquel libro ambientado - total o parcialmente - entre los inciertos 1939 y 1945 despiertan mi atención, sean del género que fueran, sean autobiográficos o salpicados con ficción. No les miento cuando digo que en mi estantería tengo una sección dedicados a ellos y siempre estoy en busca de más. Varios me han pedido una entrada con libros ambientados en este escenario y he aquí mi lista. Les advierto que hay material para una segunda parte, por lo que si quieren más títulos sólo tienen que dejarlo en los comentarios. 

- DIARIO, de Ana Frank: Lo leí por primera vez a los doce (a la misma edad que Ana empezó a escribirlo) y de alguna u otra manera eso ha marcado parte de mi vida. Más allá de la polémica que pueda haber sobre si Ana es la verdadera autora del diario, más allá del patrimonio que pueda o no suponer para la historia, yo le tengo mucho cariño a este libro porque no pude evitar sentirme identificada con ciertos pasajes, ciertas emociones que Ana describe desde su refugio. Creo que es uno de esos títulos en los que en cada relectura puedes rescatar algo diferente. La historia casi todos la conocemos pero leer desde la perspectiva de una niña el horror de una guerra es algo que conmueve.

- LA NIÑA DE LA LISTA DE SCHINDLER, de Stella Müller-Madej: Stella es guapa como su madre y eso la hace diferente en el mundo en el que vive. Pero cuando llega la guerra deja de haber distinciones y tanto ella como su familia van a parar a Plaszów (Polonia), un campo de concentración donde, a sus tiernos nueve años es obligada a realizar trabajos forzados. Si leyeron el Diario de Ana y se han quedado con la curiosidad, aquí les presento otra perspectiva. Stella nos cuenta a modo de diario la crueldad de la que ciertos alemanes eran capaces. La niña de la lista de Schindler es un libro que empieza de manera esperanzadora, pero se torna dura, realista y cruenta con el pasar de las páginas. Como la guerra misma. Stella Müller logró sobrevivir - es ella misma quién cuenta esta historia - pero los momentos por los que pasó casi mi hicieron dudar de ello. Si algo me gusta de este libro es que la autora no ha suavizado las cosas y las emociones afloran en cada capítulo. Recomendadisimo.

 

- EL NIÑO CON EL PIJAMA A RAYAS, de John Boyne: uno pequeño clásico entre los amantes del tema. Si bien es cierto que la película conmueve, el libro eleva eso a la décima potencia. La perspectiva de un niño - alemán, a diferencia de los títulos anteriores - siempre me resulta particular, porque es el lector quién tiene que suponer, asumir y recrear (a veces con consternación) muchas de las escenas que vive nuestro personaje. En El niño con el pijama a rayas tenemos a un pequeño alemán y a otro judío, que sin querer - y sin saber - terminan haciéndose amigos, uno al otro lado de la verja metálica que los separa. Cómo termina esta historia tendrán que descubrirlo ustedes mismos, pero les advierto que aunque el final pueda ser doloroso, es lo más realista posible.

- EL CHICO SOBRE LA CAJA DE MADERA, de Leon Leyson: una vez que descubrí quién era Schindler y el papel que jugó en la salvación de un gran número de judíos, empezó mi búsqueda de información sobre este personaje. El relato de Leyson - el sobreviviente más joven de la famosa lista - me conmovió mucho más de lo que esperaba. Ver cómo su familia era separada, sentir esa angustia al no saber si sus hermanos estaban muertos, las ganas desesperadas de aferrarse a cualquier minima posibilidad de salir con vida.... todo eso me superó. El libro no tiene más de doscientas páginas, pero son más que suficientes para contarle su historia al mundo.

- LA LUZ QUE NO PUEDES VER, de Anthony Doerr: puede que este libro no sea una autobiografía, pero el gran trabajo de documentación que ha realizado Doerr se nota en cada página. Me llamó la atención al ser Premio Pulitzer, pero lo que me atrajo de verdad fueron sus dos protagonistas: Marie-Laure, francesa, trece años y ciega. Y por otro lado Werner, alemán, obligado a alistarse a las filas de Hitler por su propia supervivencia. Si están imaginando alguna historia romántica (solo digo, quién sabe lo que pueden pensar sus cabecitas) ya pueden ir desechando la idea. Cada uno de ellos nos va contando su lado de la hisoria, cada uno los peligros a los que tienen que enfrentarse para seguir respirando. Y cuando se encuentran... la historia es simplemente maravillosa, de esas que llegan al corazón.

  

- ENTRE TONOS DE GRIS, de Ruta Sepetys: dejemos un rato la Alemania nazi y Europa del Oeste y viajemos a Kaunas, Lituania, para conocer a Lina y su familia. Cuando se habla de Segunda Guerra Mundial hay muchas historias de Alemania, Francia, Polonia y países aledaños, pero siento que poco se conoce de aquellos que están más al norte. Lina no fue llevada a un campo de concentación, no tuvo que vivir la experiencia de una cámara de gas. Pero ser trasladada a Siberia a realizar trabajos forzados es igual atroz. En medio de ese paisaje Lina cuenta los años de su adolescencia, cómo pese a todo lo que la rodeaba existía esa pequeña esperanza de sobrevivir. Ruta Sepetys (cómo adoro a esta mujer) se encarga de endulzar esta historia con toques de romance, sin dejar de lado lo realista que pueden ser muchas escenas.

- EL JINEDE DE BRONCE, de Paullina Simons: Les debo una reseña larga y muy fangirl de esta trilogía, para mí la mejor historia romántica que haya leído en toda mi vida.  Les adelanto que se sitúa en Rusia y tiene como protagonista a la adorable Tatiana. La historia en sí es compleja, larguísima, cruda, esperanzadora. Alegría en medio del dolor, esperanza dentro de un mundo incierto. Un cóctel de sentimientos en el que quiero profundizar más a detalle pero de momento, no podía cerrar esta entrada sin recomendarla. En serio, vale muchísimo la pena.

 

Y hasta aquí mis recomendaciones del día. ¿Qué libros de esta temática me aconsejan leer? ¿Quieren un a segunda parte con más recomendaciones? Espero leer sus comentarios.


Related Posts

1 comentario:

  1. Hola!

    De los que pones he leído sólo el de Ana Frank y me encantó. De esta temática te recomiendo especialmente el libro de Constant Virgil Georghiu llamado La Hora 25, pues aunque no es tan conocido como los demás tiene algo muy especial que, junto al tipo de historia que narra, lo llevó a convertirse en uno de mis favoritos y es que el propio escritor vivió muchas de las desventuras que se narra en la historia.

    Es un libro desgarrador pero a la vez hermoso que expone lo que fue la segunda guerra mundial desde un punto de vista muy diferente a los otros el cual con el toque filosófico que tiene marca la vida del lector y enseña mucho. Si te interesa puedes encontrar la reseña por aquí.

    Besos!

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram