Reseña: Omnia, todo lo que puedas soñar

Omnia, todo lo que puedas soñar
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

Todo el mundo sabe que en Omnia, la gran tienda virtual, puedes comprar cualquier cosa. ¿Buscas el cromo que te faltaba para completar ese álbum de la infancia? ¿Un chocolate extravagante que sólo lo venden en la otra parte del mundo? ¿Un extraño objeto que parece no ser de este planeta? Un sólo clic te puede llevar a Omnia y ten por seguro que allí lo encontrarás. Cuando Nicolás tira sin querer el peluche favorito de su hermana a la basura no le queda otra opción que prender el ordenador y sumergirse en el inmenso catálogo virtual de Omnia. ¿El problema? Que ese peluche tiene años - por no decir generaciones - en la familia y hace mucho tiempo que dejó de fabricarse. Pero si le han asegurado una y otra vez que Omnia lo puede conseguir, ¿que pierde con intentarlo?

Efectivamente, el peluche (o mejor dicho, uno muy, muuuuy parecido) está en el catálogo, pero cuando Nico va a darle clic este se esfuma como si nuca hubiera existido. ¿Qué rayos? Eso es lo que se pregunta nuestro protagonista, pero cuando va a reclamar a la tienda más cercana le informa que es un código 272. un producto que existe, pero que se encuentra perdido en el gran almacén de Omnia. En un despiste de la dependienta, Nico se mete en la cinta transportadora de productos... y es ahí donde verdaderamente comienza su viaje, un viaje único, extravagante, a veces surrealista, donde aprenderá muchas cosas sobre sí mismo. Que el destino final de esa cinta sea el kilométrico almacén es solo el comienzo. A partir de ahí el objetivo de Nico tendrá que dejar ser encontrar ese peluche para enfocarse en salir del lugar.... o morir en el intento.
- En Omnia vendemos cosas. No personas ni seres vivos de ninguna clase. Términos y Condiciones de Uso, capítulo segundo, sección undécima, párrafo siete hache.
- ¡Ah! - exclamó Nico - Sí, ya me lo habían dicho. Pero es que ustedes no tienen que venderme. Yo no soy un artículo de la tienda.
- No digas tonterías, niño. Has venido desde Devoluciones y llevas un Código de Artículo, así que eres un artículo. Uno que el cliente no ha querido, por cierto. Probablemente estés defectuoso. ¿Qué haremos contigo?
¿Un nuevo libro de Laura Gallego? ¡Anotado! No puedo resistirme a cualquier novela que publique esta autora española, será que porque sin querer ha logrado entrar en mi lista de preferidos (y con justa razón). Sus libros son una mezcla de novelas realistas con una pizca de fantasía (a veces, mucho más que una pizca), pero su forma de escribir es lo que siempre, siempre, termina atrapándome, sea cual sea la historia. Esta vez ha ocurrido con Omnia, que no es precisamente una novela juvenil (de hecho, yo lo catalogaría más como infantil o middle-grade), pero, ¿quién ha dicho que por ser más enfocado en lectores pequeños no sea interesante? Quizás su protagonista sea un niño de doce años, pero las aventuras que le toca vivir definitivamente engancharán a muchos.

La premisa es sencilla, la pluma es ágil y Nico se convierte en esos protagonistas con los que se terminan encariñando irremediablemente. Su búsqueda por un peluche termina convirtiéndose en una misión para escapar y cada paso que da le lleva a peguntarse si algún día volverá a ver a su familia. Y esto es una de las cosas que más rescato del libro: cómo de una manera sutil Laura aborda el tema de la familia, de la relación que puedes tener con tus padres y hermanos, de las discusiones, las peleas, de los momentos bonitos llenos de alegrías. Lo otro es la forma que entrelaza una historia de fantasía (con pinceladas de novela distópica a mi parecer) con la pregunta que cada año se formulan más personas: ¿llegará un día en que la tecnología será suficiente para reemplazar al ser humano?. Quizás para un niño esta cuestión quede como parte de la historia, pero para un lector más adulto puede dar pie a muchas reflexiones. Entonces, ¿cómo no recomendar Omnia? Sea cual sea tu edad, estoy segura de que encentrarás algo entre sus páginas que atraiga tu atención.
Solo necesitas unas cuantas piezas para construir infinitas posibilidades. 
¿Saben qué se me pasó por la cabeza cuando cerré el libro? Que sería una estupenda idea ver la trama de esta novela en la gran pantalla, porque si bien me ha sorprendido con las nuevas ideas y giros de trama inesperados, también he sentido que el final ha sido un poco apresurado y no del todo cerrado. Que conste que yo apoyo los finales abiertos, siempre y cuando la historia lo merezca. En el caso de Omnia me ha dado la sensación de que un par de páginas más no le vendría mal (¿o es que Laura nos está reservado alguna historia corta para después?).

Me tomo unas cuantas líneas para comentar un poco sobre la edición, que por cierto, me parece ideal para un libro como este. Tal vez sea por el público objetivo (o quizás no), pero Omnia viene con ilustraciones que nos acompañan a lo largo de la novela y ese es un plus a tomar en cuenta. Si eres fan de Laura Gallego y le has seguido la pista en otros de sus libros, sabrás que le gusta incluir elementos inventados que enriquecen su historia y el hecho de venir con ilustraciones me parece todo un acierto. Les confieso que tuve la iniciativa de tomar algunas fotitos e incluirlas en esta entrada, pero me eché para atrás por temor a que sean spoiler (y como sabrán, prefiero que disfruten de la novela sin saber más que lo necesario). Por cierto, ¿sabían que Omnia está inspirada en Amazon? Laura nos cuenta mas curiosidades de su libro en este link. 

Gracias a Penguin Random House por en envío del ejemplar
(y muchas gracias también por traerlo tan pronto a Perú)

Related Posts

2 comentarios:

  1. Ains, la verdad es que no creo que lo lea porque no me atrae nada...
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  2. A mi también me gusta mucho la autora y cuando supe que había publicado nuevo libro fue directamente a mi lista de deseos. Me paso por el link que nos has dejado, qué curioso^^

    Saludos.

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram