Reseña: Besos entre líneas

Besos entre líneas
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos


Reconozco que cuando me enteré de que pronto saldría a la venta un libro escrito por booktubers la idea me llamó la atención. Pensé que quizás será posible que plasmaran todo aquello que rodea a los lectores: nuestras manías, nuestro frikismo, las cosas buenas y no tan buenas y por supuesto, todo nuestro amor por la literatura. Mucho me temo que Besos entre líneas fracasa estrepitosamente en cumplir esa no tan mínima expectativa, siendo más que nada una obra cargada de clichés, incoherencias, estereotipos, horrores de redacción y muchas cosas más

La verdad es que no tenía pensado sentarme a escribir esta reseña. Me parece que aquí, aquí y aquí pueden encontrar algunas de otras compañeras bloggers que lo desmenuzan bastante bien y de forma argumentada. Pero mi necesidad de desahogarme, de quitarme esa espina pudo más y aquí estoy, tecleando estas letras, tratando de resumir algunos puntos que me llevaron a ponerle una estrella a este libro.  Y para que conste, es una estrella porque, pese a todo, sé que escribir un libro demanda tiempo y esfuerzo. Claro está que ello no necesariamente sea sinónimo de calidad. Por cierto, apenas conozco a May y de Esme he visto solo un par de vídeos. De todos modos no estoy aquí para hablar de las autoras sino del libro, un libro que empecé a leer con las expectativas muy bajas y aún así, ha logrado que terminé indignada por la cantidad de sinsentidos que se encuentran en cada página. 
- ¡Sandra tiene novia!- suelta de repente Esther
- ¡Estheeeer! - Sandra se vuelve hacia ella riñéndola por habérsele adelantado.
Ya había notado que a Sandra siempre le atraían más las protagonistas femeninas que los masculinos. Pero desde que la conozco, nunca ha tenido pareja
Sí, por supuesto. Creo que ahora todos tendremos que replantearnos nuestra orientación sexual de acuerdo a los personajes que nos gustan. Y que conste que eso es sólo en las primeras páginas, no se imaginan lo que vienen en las doscientas y pico que faltan (o bueno, creo que si se lo imagina, porque nadie le gana a predecible). En fin, vayamos por partes.

Lo que me gustó: la portada. Creo que eso es lo único que podría rescatar de la novela. Podría decir que también el argumento principal, porque crear una historia que involucre bloggers y booktubers es hasta cierto punto llamativa. Lástima que se haya quedado en el intento y que hayan desaprovechado una idea a la que podría haberse sacado el jugo

Lo que no me gustó: les sugiero que busquen algunos bocadillos para esta parte, porque estoy segura que en todos mis años de blogger no he escrito una reseña tan larga como esta (y eso que he tratado de resumirlo). ¿Por donde empezamos?

Los personajes
• Emma, la protagonista: es uno de los personajes más egocéntricos que he podido encontrar en todo el tiempo que llevo leyendo literatura juvenil. Por no hablar que es sosa, tan plana como una hoja de papel, que no muestra evolución alguna a lo largo de la novela y encima pretende que los lectores empaticemos con ella. ¿En serio quieres que nos identifiquemos con alguien que representa todos los clichés que solemos criticar en los libros? ¿Con alguien cuya personalidad no tiene lógica, que actúa según le apetece a ella, que se burla de quién no hace lo que a ella quiere y encima pretende que creamos que es la niña buena que vive una trágica historia de amor? No hay forma, creo que hasta Romeo y Julieta tiene una historia más verosímil que la suya.

Pero, ¿saben lo que más me ha chocado? Lo egocéntrica que es a tal punto de querer que su padre desaparezca solo para poder hablar con su adorado Eric; lo desconsiderada que es con una hermana a la que le ha costado superar la anorexia (y que Emma aborda como si se tratara de una gripe) y lo mal que trata a su pobre mascota, dejándola atada a un poste mientras ella se va a admirar portadas bonitas dentro de la librería. Odiosa, hasta decir basta. Y qué relevancia tiene tener un padre discapacitado y una hermana sobreviviente? Ninguna, más que completar la imagen de protagonista mártir con una vida difícil, porque se nota a leguas que ni siquiera hay una buena documentación detrás de cada enfermedad que plantean (y sí, hay más de una, para que vean lo sufrida que es esta pobre chica).

• Eric, el guapo de turno: Oscuro, sexy y con un secreto que oculta celosamente. ¿Les suena? ¡Por supuesto! Decenas - por no decir cientos - de personajes de LIJ tienen esa característica. Pero, ¿qué le hace especial, qué lo diferencia de los demás? Nada. Incluso sus dramas y secretos se adivinan antes de llegar a un tercio del libro (o incluso antes)

¿Ya dije que es  sexy y guapo? Lo es y se los repito una vez más: es tan guapo que Emma no puede deja de mencionarlo cada vez que lo ve. Tanto que solo por serlo le perdona todas las cosas que le hace, incluido su primer encuentro en la biblioteca y al que yo consideraría un acoso a toda regla. Pero si es guapo, ¿por qué no dejar pasar el hecho de que te bese sin tu consentimiento y encima te camufle hierba en el bolsillo? Total, la belleza es lo único que importa en este mundo, ¿no?

• Gabriel el tercero en la discordia: es el guapo booktuber mexicano (¡Por supuesto, tenía que mencionar que también es guapísimo!. Que pasa, ¿que no hay ningún personaje relativamente normal? ¿O es que el mundo en el que vive Emma todos son miss/mister universo?) aparece de la nada para darle forma a un triángulo amoroso que no se lo cree nadie. Un chico que de la noche a la mañana se convierte en el mejor amigo de la protagonista, que la besa (y que casi la fuerza) sin su consentimiento. Gabriel solo está para que los lectores se enteren de lo sexy que es y que los mexicanos se la pasan diciendo neta, padre y chido. Ah, y para que aprendamos de una vez por todas que México está en Sudamérica. ¿Qué, no lo sabían? Yo tampoco. 

• Los secundarios: si existen es sólo para rellenar, porque aportan casi nada a la trama y solo están ahí para enaltecer la figura de mártir y buena gente que es Emma. Los tíos por momentos cumplen el rol de antagonistas al no dejarla salir con Eric y las mejores amigas son lo más insulso que puede existir. Para amigas como ellas prefiero estar sola, la verdad. Hagamos una apuesta: quiten todos esos personajes y verán como la historia sigue siendo la misma. 

La escritura
 Los whastapp: necesitaré ir al oftalmólogo luego de leer este libro porque definitivamente me corro el riesgo de quedarme bizca. ¡Qué mensajes tan mal escritos, tan lleno de errores a tal punto de resultas ininteligibles! ¿No se supone que tanto Emma como las mejores amigas son bloggers? ¿Por qué Emma escribe bien y las otras amigas como si le tuvieran alergia al teclado? Mas bien, parece que aporreara al teclado en vez de escribir o que lo hicieran con ojos cerrados. Es decir, entiendo que a todos se nos pasen una o nos letras pero... lo suyo ya es un caso crónico. Aquí una muestra: 
Esther:
- No sabzss lac d librs qa heleido gracias a lsy reseñafs df tu blog
• Las referencias: ya sabemos que Emma es una chica lectora, no hacía falta que nos enumeraran cada uno de los libros que tenía en su biblioteca. Eso, sin contar su respectiva opinión de cada uno de ellos y las páginas y páginas que se pierden con datos que no vienen al cuento (pobres arbolitos, ¿qué culpa tienen?). ¿Y para qué sirven todas estas menciones? Solo para reafirmar lo mucho que lee la protagonista. Miren, a mí me encanta referencias a otros libros, pero que sean de una forma sutil e inteligente, para que aquellos que lo han leído entiendan la referencias y para los que no, les dé curiosidad. ¿Pasa eso en Besos entre líneas? Rotundamente no. Y si hablamos de referencias "camufladas" a otros bloggers y booktubers... en fin, mejor no me explayo en eso, que cada uno se forme su propia opinión.

La trama
• El romance: instalove a toda regla entre la chica buena y virgen y el malote que ha estado con medio pueblo (quién sabe, quizás también con media ciudad). La relación de estos dos tortolitos es más cliché que pan con mantequilla y si se quitara las doscientas páginas del medio la historia seguiría siendo la misma. Drama innecesario por todas partes, por no hablar de lo tóxico que puede resultar la relación. Pero como dije, Emma lo perdona todo porque es guapo. Ya no hablemos del machismo encubierto (y no tanto), los roles de género, etc, que ese tema - aunque también hay mucho por decir - da para bastante y nunca terminaría de escribir.


• Los saltos temporales: hacia la mitad del libro desistí de la idea de intentar ubicar Besos entre líneas en el año que se desarrolla. ¿2012, 2015, 2016? Para mí como si Emma viviera en una dimensión paralela - tanto mejor - porque con las referencias que se da en la novela uno tiene que pensar que cada capítulo puede ser un día, un mes o un año distinto y todo porque sí, porque así le apetece a ella y porque si no hay un chico guapo en su vida, simplemente no tiene caso hablar de ella y podemos saltarnos hacia la parte en que regresan. 


Si me dieran un dólar por cada error de redacción y gramática que he encontrado, a estas alturas tendría dinero suficiente para conseguirme cien libros mejores que este. Me pregunto donde habrán quedado los editores y correctores de estilo... ¿O es que al ser las autoras bloggers y booktubers asumieron que no era necesario? En fin, muy aparte de la polémica que ha suscitado en estos días, más allá de las bajas puntuaciones en Goodreads y las reseñas negativas, lo que a mí me fastidia es que la editorial pretenda vernos la cara de tontos con la calidad de esta novela. Como hace unos días comentaba Fernanda - amiga lectora y también bloguera - por el hecho de que seamos jóvenes y leamos juvenil no vamos a aceptar a ojos cerrados cualquier cosa. Creo que merecemos un mínimo de respeto en cuanto a la calidad, que estamos invirtiendo nuestro dinero (y no precisamente poco) en adquirir un libro que se supone que ha pasado por manos profesionales para pulir y mejorar aquello que sea necesario. No obstaten, viendo a Besos entre líneas no parece que ese fuera el caso.

Cierro aquí esta reseña porque aunque me gustaría explayarme más, creo que esta entrada sería aún más larga. No obstante, si alguien quiere comentar o debatir yo encantada de poder leer sus comentarios, tanto si opinan igual que yo, como si no. Como siempre, mientras todo sea con respeto, cualquier opinión es válida. 

Related Posts

8 comentarios:

  1. Que bien que he leido tu reseña porque el libro no me llamaba para nada y ahora menos que antes. Pense que este libro iba a ser "bueno" al ser escrito por booktuber's pero que pena que la mayoria diga que es todo lo contrario xd Un beso

    ResponderEliminar
  2. Como lo comentaba en otra reseña y como bien has dicho, este libro parece una burla. Me parece insultante que dos personas que leen y críticas los clichés en otros libros, hagan lo mismo con el suyo. Ni hablemos de los whatsapps, que vi algunos y no pude descifrar la mitad, así de mal escritos están. Tampoco hablemos del poco respecto que se tiene a sí misma ni el cariño que les tiene a su padre y a su hermana, porque no parece ser lo que se plasma. No sé, es feo que un libro te haga sentirte molesta y ofendida SIN haberlo leído. Muy mal, Planeta, muy mal.

    En fin, Cristina, deseo que tus próximas lecturas te quitan el trago amargo que te dejó este.
    Un beso♥

    ResponderEliminar
  3. TOdo cierto XD yo si fui malvada y le di mucho palo jaja

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Ay. Gracias por la publicidad :3
    Segundo, ya tengo poco que comentar del libro, pero lo cierto es que creo muy sinceramente que Planeta se cargó la carrera de estas dos autoras. El primer libro igual lo vende el morbo, pero ¿los demás?
    Debieron enfocarse en mejorar en vez de apresurarse a publicar :X
    Nea.

    ResponderEliminar
  5. Hola cris! Ya había leído criticas similares de este libro y de verdad siento una mezcla de rabia y pena. Yo no lo he leído ni pretendo hacerlo (no tengo intención de botar mi dinero a la basura) pero me da mucha rabia que la editorial no muerte un poco mas de profesionalidad y respeto con sus lectores, no es la primera vez que caen en publicar un libro de mala calidad y con un pésimo mensaje y es una pena que sea tan evidente que lo único que les interesa es el dinero (cosa que no es igual con todas las editoriales). Siento lastima por las autoras, a ver, en realidad por Mayor no porque con este libro demuestra ser una persona muy incoherente con sus creencias, pero en el caso de esme este es su primer libro y realmente estaba emocionada por el. Me da pena que ninguno de sus amigos booktubers haya sido capaz de hacer una reseña sincera y eso hace que como suscriptora sienta que ya no puedo confiar en sus opiniones. Todo el problema que ha surgido en goodreads con respecto a las cuentas falsas que se han creado para poderle cinco estrellas al libro también me parece de lo peor. Realmente espero que las autoras aprendan de esto que no se trata de publicar por publicar, a veces hacen falta años para escribir un buen libro y eso no tiene nada de malo,mejor es tardar un poco escribiendo algo de calidad que hacerlo por hacer. Bueno, mejor lo dejo ahí, gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa los errores, es que estaba escribiendo desde el móvil (corrector del mal!)

      Eliminar
    2. Disculpa los errores, es que estaba escribiendo desde el móvil (corrector del mal!)

      Eliminar
  6. es verdad no es facil escribir un libros y les va aservir de experiencia el libros las chicas tenian un idialismoo y su libro demuestra todo lo contrario que pena yo no pienso comprar pero de los errores se aprende!! yo se que publicaran otro libro ella pero mas adelante con mas madurez

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram