Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Reseña: Noches blancas

Noches Blancas
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

La ventisca más poderosa de los últimos cinco años esta por llega a Gracetown y cambiar la vida de nuestros tres protagonistas. Por un lado tenemos a Jubilee (nombre raro donde los haya), cuyos planes acaban de esfumarse cuando recibe la llamada de que sus padres no llegarán a tiempo para Nochebuena y debe partir cuanto antes a Florida, a casa de sus abuelos, dejando a su perfecto novio Noah y la celebración de su primer aniversario en stand by. Como cereza del pastel, el tren en el que viajaba queda varado en medio de la nada y lo único que atina a hacer Jubilee es salir y entrar a la tienda más cercana donde conocerá a alguien que le ayudará a ver el lado bueno (y también el malo) de las cosas.

Más o menos por ese lado arranca nuestra segunda historia - con Tobin como protagonista - un chico que se encuentra en medio de una maratón de películas con sus dos mejores amigos cuando recibe una llamada: un tren ha quedado varado cerca a su pueblo y una docena de guapas animadoras se han refugiado en él. ¿Va a perderse la oportunidad de poder ligar con alguna de ellas? Ni cortos ni perezosos los tres se embarcan en una carrera a contrarreloj por ser los primeros en llegar... pero no habían tenido en cuenta que la ventisca ha llevado a que la carretera sea el más grande obstáculo de sus vidas con toda la nieve acumulada. ¿Acaso serán capaces de superarlo? 

Ese tren cuyo destino final era Florida quedó inutilizado por culpa de la nieve. Para algunos, eso les da la posibilidad de conocer nuevos amigos (y quién sabe, quizás a alguien que puede ser algo más que un amigo), pero para otros les aleja de las personas que más quieren. Ese es el caso de Jeb, que estando tan cerca de Gracetown siente que la distancia que lo separa de Addie - su novia hasta hace poco - crece con cada minuto y la imposibilidad de comunicarse con ella no hacen más que atormentarlo. De alguna u otra manera, la nieve y el frío entrelazan tres historias muy distintas entre sí, pero que tiene como protagonistas a dos elementos muy particulares: un tren estancado en medio de la nada y una Waffle House que no da muy buena espina.

Desde que Noches Blancas llegó a Perú tuve muy claro que tenía que leerlo en Navidad. Soy consciente de que en esta parte del mundo Diciembre es sinónimo de verano, que caiga nieve es un sueño demasiado remoto y la humedad es el pan de cada día. Pero, ¿acaso no podía alejarme - al menos por unas horas - de este calor bochornoso para vivir una Nochebuena más... tradicional? Ya sé que suena extraño pero esa era mi idea, algo que quizás me ha llevado a tener muchas expectativas para el libro.

Previamente no conocía nada de Maureen Johnson ni Lauren Myracle y grata ha sido mi sorpresa al darme cuenta que mis relatos preferidos han sido los de estas autoras. Lamentablemente (la verdad, no sé ni por qué lo lamento) el cuento de John Green es el que resultó más tedioso y menos entretenido. ¿Será porque el protagonista es un chico? ¿Será porque Green no llegó a transmitirnos del todo la esencia de su historia? No es la primera vez que me pasa con este autor y poco a poco me voy dando cuenta de que - aunque sus historias no son malas - está muy sobrevalorado en la literatura juvenil actual. Tiene personajes interesantes y me gusta su sentido del humor, pero no termina de engancharme con sus historias y en muchas ocasiones las páginas pasan de una manera demasiado lenta para mi gusto.

Como no puedo profundizar demasiado en la trama de cada historia (son realmente cortos y cualquier cosa fuera de las líneas de arriba sería spoiler) me quedo con la idea de que cada una de ellas cumple su función: son entretenidas, tienen pasajes cómicos y sobre todo, logran trasladarte a un escenario invernal y muy navideño. Quizás el romance en cada uno de ellos me ha resultado demasiado forzado (¿alguna vez han tenido la sensación de que un autor quiere tener un final feliz a como dé lugar, así sea poco coherente?) pero posiblemente se deba a la extensión de los relatos. En lo personal, yo prefiero una historia bonita y creíble aunque solo quede una incertidumbre en cuanto a la parte romántica. Por eso, aunque Noches Blancas me ha gustado y podría considerarse una lectura recomendable para estas fechas, hay que tener cuidado de no ir con las expectativas muy por las nubes.

2 comentarios:

  1. Aunque no me llama demasiado, no descarto leerlo.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Pienso lo mismo, a mí me gustó más la primera historia de lauren y lo leí rápido, pero no pasó lo mismo con la historia de jhon se me hizo un poco lento al igual que la historia de maureen pero ambas tenian partes interesantes. Lo que más me gustó fue que las tres historias se entrelazaban al final convirtiéndose en una.

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram