Let's Talk: De cómo Blogger cambió mi vida


Palabras que vuelan, este pequeño rinconcito literario, nació hace casi cuatro años. Pero mi vida en Blogger se remonta a un par de años antes, cuando abrí una primera web que poco tenía que ver con literatura. Lo cierto es que con este cambio de imagen me ha entrado la nostalgia y al ver el bonito post de Fiorella supe que tenía que tomarme un tiempo para echar mano a los recuerdos y regresar por un momento a ese instante en que una novata - pero soñadora - Cristina le daba clic al botón de crear de una plataforma que me permitiría conocer un mundo nuevo. 

Sí, mi primera web era completamente ajena a los libros. Era un espacio sencillo, básico como una de las plantillas simples de Blogger, pero que me sirvió para empezar a trastear con códigos y colores, a equivocarme, borrar y volver a intentarlo. La creé porque necesitaba un espacio para almacenar mis fotos - también bastante modestas - y compartirlas con cualquier personita que se dejara caer por ahí. Hoy ese espacio no existe (la verdad, duró apenas unas semanas), pero fue el primer paso que me llevó al siguiente: crear un nuevo blog, esta vez de relatos.

Es en este punto en que tendría que hacer un inciso para relatarles de lo mucho que me obsesioné con el mundo de Harry Potter, la medida en que terminé involucrada en el universo del fanfiction y cómo todo ello me llevó a estar hoy tecleando estas letras. Esa es una historia un poco demasiado larga, que pasa por la etapa de shippear a dos personajes como el agua y el aceite (pero aceptémoslo, a muchos nos encanta los amores imposibles), a devorar uno y más fanfictions sobre ellos y el universo mágico de Rowling y, finalmente, atreverme a coger una pluma y empezar a escribir mis propias historias, donde la única que tenía el poder de hacer y deshacer era yo misma. Comencé en Potterfics (algunos de mis oneshot aún pueden leerse por ahí), salté a FanFiction.net y finalmente terminé abriendo un blog de relatos: míos, de Harry Potter, de Crepúsculo (no, nada que ver con Bella y/o Edward) y todo aquello que se me pasara por la mente. 

¿Cómo es que de un blog de relatos terminé en uno literario? La lectura siempre, siempre, siempre fue parte importante de mi vida. Podría gustarme la pintura, la fotografía, incluso la repostería pero nunca llegué a amar tanto ninguna de esas actividades como lo hice, lo hago y sospecho que lo haré siempre con la lectura. Desde los clásicos, los juveniles, las novelas históricas, la novela policíaca, de todo un poco y siempre tratando de probar cosas nuevas. No concibo mi mundo sin tener al menos un libro a la mano y de esa premisa nace mi blog literario. De eso y de la necesidad que tenía de contarle a alguien todas esas historias maravillosas que llegaban a mí en forma de palabras. Es ahí cuando me di cuenta de que necesitaba un espacio mío, solo mío, donde poder volcar ese amor por las letras.

Y sí, así nació Palabras que vuelan. En Blogger, por supuesto, esa plataforma que me acogió desde que tenía catorce años y era una fan irremediable de Harry Potter hasta que tuve diecisiete y me aventuré con un blog enteramente literario. Hoy, con veintiuno, puedo decir que no es la plataforma perfecta y yo lejos estoy de ser una experta, pero con los años y los errores he aprendido algunas cosillas que me han permitido ir mejorando el diseño y poco a poco acercarme a la esencia que quiero transmitir con esta web. Diseñar me gusta, escoger paletas de colores, fuentes que combinen, buscar y rebuscar por la web imágenes que me sean útiles y sobre todo, escribir, poder compartir con ustedes lo que siento por los libros.

Blogger, por supuesto, me trajo mucho más que el hecho de poder compartir opiniones con personas que no estaban físicamente cerca de mí. Me trajo amigos con los cuales puedo compartir una y mil cosas y más allá de eso, me trajo la posibilidad de expresarme a través de las letras. Yo nunca fui una persona extrovertida, todo lo contrario. Siempre he sido más bien silenciosa, ese tipo de personas que piensan mucho pero dicen poco, pero cuando les preguntas directamente por algo que le gusta es difícil hacerles callar. Sí, esa soy yo, que encontró en este blog la mejor forma de expresar todas aquellas sensaciones que llevaba dentro. 

Esta es la historia de cómo llegué a Blogger y de lo mucho que dicha plataforma me ha dado. Por supuesto, no todo es color de rosa. Detrás de estas letras y este diseño hay muchas tardes frente a una pantalla trasteando con el HTML, muchos quebraderos de cabeza e indecisiones y una batalla casi campal que buscaba ganarle a las limitaciones del hosting. Pero pese a todo no me arrepiento de ninguna de las horas que le dedico a este espacio, porque Palabras que vuelan - como blog y rinconcito de letras - es una parte de mí que moría por compartir al mundo y gracias a Blogger he podido hacer ese sueño realidad.

Related Posts

5 comentarios:

  1. Hola Cristina! hacia mucho que no pasaba por tu blog, pero por suerte después de dos meses de examenes volví.
    Me gustó mucho tu historia de cómo comenzaste con blogger!! ojalá siempre tengamos el placer de seguir leyéndote y de tenerte por acá. Yo tengo la misma ilusión de quedarme, porque la verdad me hace muy bien leer los blogs y luego escribir... y cuando me ausento, aunque me cuesta volver a escribir, me siento vacía. Es como si escribir me ayudara para ordenarme y ordenar mis ideas.
    En fin, me extendí demasiado jaja te mando un beso grande!

    S.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Cristina.
    Qué lindo post. A leerte me he identificado contigo, por tu historia en blogger. Creo que todos los que compartimos en este mundo tenemos una historia similar. Y con el transcurrir del tiempo y mirar atrás uno empieza a sentir nostalgia...

    Saludos...

    ResponderEliminar
  3. Hola Cris! Me ha encantado la entrada, realmente me siento bastante identificada con algunas de las cosas que cuentas, aunque en mi caso aun soy toda una novata en este maravilloso mundo, a penas llevo aquí un año y medio, pero me encanta. Espero que mi blog, al igual que el tuyo consiga seguir creciendo y seguir vivo mucho tiempo. Realmente nunca deja de sorprenderme lo mucho que ha aportado blogger a mi vida y aunque al principio para mis padres esto no era más que un juego o "mi vicio" (como le gusta llamarlo a mi mamá), poco a poco han comenzado a darse cuenta de que es todo un trabajo y vale la pena. Te felicito por todo el trabajo que haz realizado aquí, verdaderamente ha valido la pena porque tienes un blog muy muy hermoso <3
    Un gran abrazo virtual!

    ResponderEliminar
  4. Cristina, ¡qué lindo post! Pero esta amistad tiene que terminar, me he dado cuenta que shippeabas a Dramione y mi OTP es Romione. Así que me despido, fue bueno mientras duró </3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (Miento, planearía retomar nuestra amistad su tus fanfics de Crepúsculo fueran JasperxAlice. Si eres Team Jacob, forget about it.)

      Eliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram