Reseña: Fuera de mí

Fuera de mí
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos
Todos utilizan palabras para expresarse excepto yo. Y estoy segura de que la mayoría de las personas no se dan cuenta del poder que poseen las palabras. Pero yo sí. Los pensamientos necesitan de las palabras y las palabras necesitan la voz
A sus diez años, Melody no ha pronunciado ni una sola palabra en su vida. Apenas puede moverse, sus brazos y piernas están tan débiles que la mantienen atada a una silla de ruedas y la única forma que tiene de comunicarse es a través de ruidos y movimientos de cabeza. Pero tiene una memoria fotográfica sorprendente y una capacidad única de razonamiento. Ella lo sabe. Sus padres también. Pero el mundo que la rodea solo la ve como una pobre niña con retraso mental a la que hay que darle cuidados especiales.

En el colegio de la calle Spaulding, Melody asiste a una clase de niños particulares, chicos que han sufrido algún accidente o tienen alguna discapacidad que les impide mezclarse con otros niños de su edad. Pero Melody está harta de tener que aprender el abecedario una y otra vez cuando los demás están viendo temas mucho más interesantes. Está cansada de ver la compasión en los ojos de sus profesores y también de sus compañeros. Hasta que un día la maestra decide empezar con clases de inclusión, donde los chicos "especiales" y los "normales" podrán llevar los mismos cursos en los mismos salones. Melody tiene miedo, pero también ganas de conocer a sus nuevos compañeros. Pero, ¿cómo hacerle entender a los demás que ella es tan igual que otros chicos de su edad? ¿Cómo expresar que ella también siente, piensa y está cansada de que la traten como alguien que no puede tomar sus propias decisiones? En Fuera de mí es la propia Melody la que nos va relatando su experiencia: cómo unas simples palabras pueden calar tan hondo en una persona y cómo muchos le restamos importancia a las cosas cotidianas de la vida cuando para otros eso es lo único que desearían tener.
Creo que fui descubriendo que era distinta de forma gradual. Como nunca tuve problemas para pensar o recordar, me resultaba sorprendente que hubiera cosas que no pudiera hacer. Y eso me enojaba mucho.
Hay ocasiones en que una novela realista cae bien como lectura. El problema con los libros de este tipo es que no siempre logran transmitir el mensaje que pretenden, ya sea por la poca verosimilitud en los personajes, la falta de documentación o simplemente, porque no se logra empatizar con el/la protagonista. Sin embargo, Fuera de mí es de esos libros que no pueden dejarte indiferente. Desde las primeras páginas Melody te abre una puerta a su mundo, contando los hechos tal y como son: las cosas buenas que puedan haber y también las desagradables, aquellas que muchos desconocemos o preferimos pasar por alto. ¿Se imaginan lo que es depender siempre de alguien para realizar hasta la acción más básica? ¿Qué pasaría si, por ejemplo, un día caes de la silla y estás solo en la habitación? Sin poder hablar o moverse estás siempre sujeto a la disponibilidad de otro. Y ese otro, por mucho amor que te tenga, también tiene un límite de paciencia...

No sé si el libro me ha llegado tan profundo por lo bien que ha caracterizado la autora a su protagonista o porque en algún momento me tocó vivir una situación en la que una persona cercana a mí dependía de los cuidados de otros. Lo cierto es que he logrado comprender a Melody, muchísimo, y ello en parte a la prosa clara y directa de la autora junto al buen trabajo de documentación realizado. Muchos dicen que Fuera de mí se parece bastante a La lección de August. Es cierto, ambos tocan temas parecidos, pero también tienen sus diferencias. Ambas son dos historias maravillosas con dos enfoques distintos y ambos lo tratan de la mejor manera, sin presentar a personajes que se quedan regodeando en su miseria, sino aquellos que pretenden encarar lo que les ha tocado vivir de la mejor manera. 

Reconozco que es más fácil empatizar con August por lo apacible que resulta su carácter. Melody es más bien lo contrario: impulsiva e incluso impaciente, siempre con ganas de aprender más, de dar más de lo que puede. A veces podría parecer insoportable, pero cuando uno se pone a reflexionar... ¿cómo no hacerlo, si nadie la comprende? Podría parecer una niña malcriada y chillona pero.. ¿cómo comunicar lo que siente, si no puede hablar, escribir o expresarse de otra forma? Fuera de mí trata de ponerte en los zapatos de Melody, de vivir aunque sea por unas horas la situación que miles de niños atraviesan y que la sociedad prefiere mirar a otra parte, darles soluciones sin llegar a comprenderlos a fondo. 

En conclusión, me ha encantado la novela. Creo, incluso, que es de esos libros que podrían incluirse en el Plan Lector de muchas escuelas porque además de contar una historia cruda y real como la vida misma, lo hace desde la perspectiva de una niña pequeña, cuya inocencia e ingenuidad le dan un halo especial a la novela. Melody, como la autora, trasmite mucho en pocas páginas, es capaz de detener el mundo por un minuto para llevarte a conocer su propio mundo, donde pese a que ella es tan igual a los demás, la tratan tan diferente solo por ser físicamente distinta. 


Muchas gracias a Distribuidora Inca por el ejemplar

Related Posts

2 comentarios:

  1. este libro me lo recomendaron el otro día y justo me lo compré :D cuando lo vaya a leer? bueno, eso esa lo difícl jajajaja sobre todo porque *supuestamente* lo harán película. OJalá lo lea antes de que eso pase u.u

    ResponderEliminar
  2. Tiene buenisima pinta así que me lo apunto pero YA ^^

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram