Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Reseña: Cuaderno para dos

Cuaderno para dos
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos
He dejado algunas pistas para ti.
Si las quieres, pasa la página.
Si no, pon de nuevo el libro en la estantería, por favor.
Así empieza esta historia, con un Moleskine de tapas rojas medio abandonada en una estantería de la Strand, la librería favorita de Dash y en la que nunca esperó encontrar nada fuera de lo común. La autora de estas líneas no es otra que Lily, la chica un poco rara, paseadora de perros, capitana del equipo de fútbol pero persona poco sociable por excelencia. La verdad, Dash tampoco es lo que se dice un adolescente normal, mas bien es un chico cargante, medio obsesionado con el Oxford English Dictionary (el completo, no el resumido) y con una aversión única hacia la Navidad (evento que Lily adora con todo su ser). Son tan diferentes el uno del otro que era inevitable que una conversación - aunque sea escrita - no pudiera surgir entre ambos. 

Y sí, la historia comienza con un Moleskine en el que Lily ha escrito una serie de retos para el afortunado que lo encuentre. Y Dash, que no podía ser menos, decide seguirle la corriente porque no deja de parecerle peculiar que una chica sea fan del Pianismo francés y otras rarezas. Así es como se va estableciendo una especie de conversación entre ellos: ella deja un mensaje y esconde el cuaderno. Él lo encuentra, deja otro mensaje y una pista para su próxima localización. Poco a poco se van turnando y conforme pasan los días los retos se van haciendo un poquito más osados... y los pasajes que comparten en el cuaderno son cada vez un poco más profundos. De esa manera, Dash conoce lo mal que lo está pasando Lily estas fechas, pero también cuan ingenua y divertida puede llegar a ser. Lily, por su parte, asiste en primera persona al despliegue de humor negro de Dash, de cómo es capaz de enfrentar sus propios problemas sin caer en la autocompasión. 

- Como casi todos los tíos, llevas a esa chica en tu cabeza, que es exactamente quien tú quieres que sea. La persona que crees que querrás más. Y mides a cada chica con la que estás con esa chica de tu cabeza. Así que esta chica del cuaderno rojo... tiene sentido. Si no llegas a conocerla nunca, nunca tendrás que medirla. Puede ser la chica de tu cabeza.
- Haces que parezca como si yo no quisiera conocerla.
- Claro que quieres conocerla. Pero, al mismo tiempo, quieres sentir como si ya la conocieras. Que la reconocerías al instante. Es como un cuento de hadas.
-¿Un cuento de hadas?
-¿Crees que los cuentos de hadas son sólo para chicas? Aquí tienes una pista: pregúntate quién los ha escrito. Te lo aseguro, no fueron sólo mujeres. Es la gran fantasía masculina. Un baile es todo lo que se necesita para saber que es ella. Todo lo que se necesita es el sonido de su canción desde la torre o mirar su rostro dormido. Y lo sabes al instante: esta es la chica de tu cabeza, durmiendo o bailando o cantando ante ti. Sí, las chicas quieren a sus príncipes, pero los chicos desean también a sus princesas. Y no quieren un noviazgo muy largo. Quieren saberlo inmediatamente.

No hay mejor sensación que empezar un libro casi sin saber nada de él y terminar sorprendiéndote por haber sido mucho mejor de lo que esperabas. Si bien Cuaderno para dos parte de una premisa sencilla - pero curiosa - son sus personajes y la forma de relatar la historia lo que hacen de este libro una novela divertida y entrañable. Por un lado tenemos a Lily - la tímida, ingenua pero sarcástica Lily - que acaba de ver cómo su fiesta favorita del año se desmorona frente a sus ojos mientras sus padres deciden irse a una segunda luna de miel a Fiji dejándola a cargo de su hermano mayor. Con ellos se van los regalos, los villancicos, las galletas y toda la parafernalia que envuelve a la Navidad, quedando solo la promesa de que el próximo año todo será mejor. Por si fuera poco, su hermano le hace poco o ningún caso, pues pretende aprovechar la ausencia de los padres para pasar más tiempo con su novio... cosa que a Lily le hace falta. Y ahí es donde nace la idea del cuaderno. ¿Por qué no dejar una serie de pistas para algún chico afortunado? Y sin quererlo, Dash termina siendo el elegido.

David Levithan me gusta como autor independiente, pero la historia que ha escrito a cuatro manos con Rachel Cohn es simplemente deliciosa. La habilidad que tienen estos dos para crear una novela divertida pero verosímil con dos personajes encantadores que no caigan en clichés es única. Sobra decir que he disfrutado de cada aspecto del libro: desde la ambientación navideña en la cosmopolita Nueva York hasta los personajes, unos más entrañables que otros, pero todos bien definidos  y con personalidades únicas. Es inevitable tomarle cariño al menos a uno de ellos, especialmente la adorable tía de Lily. 

Dicen por ahí que leer Cuaderno para dos en inglés es toda una experiencia, porque está lleno de metáforas, juegos de palabras y dobles sentidos. Vamos, todo un reto para aquellos lectores que les encanta divertirse no solo con la historia, sino con la forma de narrarla. En la traducción se puede apreciar ciertos matices, pero no hay nada como leer una novela en su idioma original, así que me he animado a buscar otras obras suyas y ya tengo apuntado Nick & Norah's infinite playlist y Naomi and Ely's no kiss list en mi wishlist. 

En resumen, no hay duda de que Lily y Dash son una dupla muy singular y divertida: son dos adolescentes atípicos que se conocen por casualidades de la vida y se darán cuenta que el destino les tiene preparado algo más que un simple carteo a través de un Moleskine. Así que por favor, hagan caso omiso de la portada en español (espanta un poco, así que yo me quedo con la original) y prepárense a conocer Nueva York en pleno diciembre, cuando las tiendas están abarrotadas de compradores desesperados y los atractivos llenos de turistas demasiado entusiastas. A través de los ojos de Dash y Lily serán testigos de una historia llena de momentos divertidos, de escenas trágame tierra, pero también aquellos en los que aflora una pequeña vena de drama, de tristeza y por qué no, una pequeña dosis de romance. Y ¿saben qué? Estoy decidida a hacer una relectura de Cuaderno para dos en plena Navidad. ¿Alguien más se apunta?


4 comentarios:

  1. Pues no lo conocía de nada pero no tiene mala pinta...
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  2. Desde hace una buena temporada, ando con ganas de leer algo de Levithan. Y, aunque empezaré por una obra escrita de forma independiente (todavía no sé cual), ésta novela me llama a horrores. Creo que la idea del cuaderno es sencilla pero interesante. Además, la historia tiene toda la pinta de ser tierna y dulce a rabiar :3
    El tema de los juegos de palabras me fastidia un montón, porque claro, al traducirlos, pierden toda la gracia. Sin embargo, creo que no estoy lista para leerlo en inglés, así que no me quedará más remedio que aguantarme. Espero que esos matices sean suficientes :3
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Hey me parece interesante...pero son en estas ocasiones, donde uno siente la necesidad de aprender ingles para tener estas oportunidades de leer buenos libros...

    saludos! tus reseñas siempre me inspiran confianza de leer o no el libro...

    ResponderEliminar
  4. Este libro lleva en "currently-reading" de mi Goodreads hace mucho tiempo (años diría yo). Me lo compré en inglés tras las buenas críticas, pero no sé por qué soy incapaz de terminarlo.
    No sé si es que en aquella época mi inglés no es el que es ahora o qué, pero ya no tengo ganas de ponerme con él.

    No le veía sentido a la historia ni conecté con los personajes. Soy rara jaja.

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram