Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Fotoreseña: La joven durmiente y el huso

A vuelo de pájaro era el reino más cercano al de la reina, pero ni siquiera los pájaros volaban sobre él.
Érase una vez una reina a punto de casarse.
Érase una vez una princesa que cayó en un extraño sueño y arrastró a su pueblo con ella.
Érase una vez un grupo de enanos que llegaron con la noticia.
Y érase una vez una reina valiente dispuesta a solucionar el problema por sus propios medios. 

Les aseguro que no necesitan saber más de la historia para disfrutar de esta pequeña joya literaria. Es cierto que muy pocas veces cuento la sinopsis en tan pocas palabras, pero La joven durmiente y el huso es un cuento - como los de antaño, pero uno que viene a diferenciarse del resto desde las primeras páginas. 

Si han tenido la oportunidad de leer antes algo de Neil Gaiman sabrán que este escritor sabe hacer de sus libros unas novelas muy especiales por tomar elementos ya existentes (y muchas veces ampliamente conocidos) y darles un giro casi radical, completamente inesperado, pero sin perder la esencia original de la historia. Eso es lo que me ha pasado con esta historia: es corta, sí, pero en esas setenta y pocas páginas se cuenta un argumento tan bien construido y con tantos matices especiales que es imposible no llegar a quererlo. Si a eso le sumas la edición, hablo muy en serio cuando digo que este es un libro en el que vale mucho la pena invertir. Pero a lo que vamos, un pequeño tesoro como este es mucho más fácil ver que describir, así que aquí vengo yo con la primera fotoreseña del blog. ¿Están preparados para caer bajo el encanto de las ilustraciones de Chris Riddell? 

Desde que lo vi en la estantería de la Feria supe que tenía que ser mío. No hay ninguna duda de que La joven durmiente y el huso es una de esas novelas que entran por los ojos. ¿Cómo no serlo, con esa encuadernación y esa presentación exterior? No estoy muy segura de qué tipo de papel han usado para la sobrecubierta (me parece que es papel cebolla), pero espero que se aprecie lo transparente y delicado que es. Desde esa primera impresión ya se pueden observar el esmero que ha puesto la editorial en él y al ver el interior... les aseguro que caerán enamorados del libro.

La joven durmiente y el huso es una especie de retelling de dos de los grandes cuentos clásicos conocidos - Blancanieves y La Bella durmiente - pero con un toque más dark capaz de escarapelar el cuerpo. Nunca se mencionan nombres, nunca se hacen referencias directas a ambos. Pero si los has leído cuando eras pequeño (o al menos has escuchado de ellos), sabrás que los personajes de Gaiman tienen un aire a los creados por los hermanos Grimm.

Por supuesto, ese es sólo el comienzo. Gaiman se encarga de atraparte desde las primeras páginas y mantenerte en vilo a lo largo de su historia. No se demora en florituras ni descripciones (las ilustraciones de Riddell ya se ocuparán de ello), si no que va directo a la historia. Es un cuento (¿ya lo mencioné, verdad?) y por ende tiene cierto límite de longitud. Pero el autor ha sabido aprovecharlo de la mejor manera, tanto es extensión como en la estructura del mismo. 

¿Acaso no es el príncipe encantador el que siempre llega a rescatar a la princesa en apuros? Me temo que Gaiman no nos llevará a asistir a la dulce espero de la damisela, si no que nos presenta a una reina dispuesta a tomar las riendas del asunto e ir a salvar a su pueblo de este sueño que amenaza con consumirlos. Protagonistas que sean heroínas de verdad es lo que hace mucha falta en la literatura y el autor aporta su granito de arena con una reina valiente, humana, muy capaz de hacerse cargo de su propio destino.

Hablemos de la edición ¡y qué edición! No sé si en la foto se puede apreciar, pero es toda una maravilla. Además de la sobrecubierta delicada, cada una de las páginas tiene una textura que me encanta. Las ilustraciones son en blanco y negro, pero tienen un toque de dorado para resultar ciertos detalles un tanto espeluznantes, pero que en conjunto hacen del libro una pieza de colección. No hay duda de que Neil Gaiman ha vuelto a crear una obra para el recuerdo y que Chris Riddell se ha lucido al momento de ilustrarla. 

Admito que este pequeño libro puede estar un poco caro, pero créanme que vale la pena. No sólo porque la historia deja de lado los tópicos y estereotipos y nos presenta personajes diferentes en todo sentido, sino porque toca una variedad de temas que siguen siendo tabú en la sociedad pero que deberían tratarse con más soltura. No crean que por el hecho de que se catalogue como un cuento es solo para niños, nada de eso. Para mí, La joven durmiente y el huso la pueden disfrutar tanto niños como adultos, cada uno obteniendo una interpretación un poco distinta, pero siempre se puede sacar algo de la historia. Además, ¿le dirían que no a esa edición? Yo no he podido negarme y ya está reposando en mi estantería. 

4 comentarios:

  1. A este le tengo muchísimas ganas, me encantan los libros con ilustraciones y más si son tan bonitas como estas <3

    ResponderEliminar
  2. Lo vi en la FIL y también me llamó mucho la atención, Cris. Luego de leer tu reseña, espero leerlo muy pronto :)

    ResponderEliminar
  3. Hermoso.
    ¿Cómo es que no lo vi? Esto gritando internamente en este momento.
    Lo necesito, sobre todo luego de leer tu reseña.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Preciosa edición <3. Aún no he leído nada de Gaiman, espero hacerlo pronto porque he esuchado buenas críticas sobre él. No creo que compre el libro todavía porque estoy pobre :c.

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram