Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Reseña: ¿Y si quedamos como amigos?

¿Y si quedamos como amigos?

Levi y Macallan han sido los mejores amigos desde que tenían once años, cuando el primer día de clases él llego a Wisconsin como el chico nuevo de California y ella le sirvió de guía en la escuela. Aunque al comienzo hubiera cierta desconfianza, poco a poco se convirtieron en amigos inseparables. En las buenas y en las malas. A las duras y las maduras, como dice Levi. Ambos son dos pequeños mundos: Macallan perdió a su madre y vive con su padre y su tío. Ha ido superándolo poco a poco, pero la ausencia de una figura materna deja un vacío insondable. Con el tiempo ha vuelto a ser la chica alegre y valiente y mientras ella ayuda a Levi con sus problemas de encajar en su nuevo entorno, él le apoya llevándole a ser parte de su familia. Son el uno para el otro, comparten las mismas bromas, serie favorita y son capaces de saber lo que el otro está pensando. Pero son solo amigos, siempre lo serán. Ella puede salir con chicos, él pueda quedar con chicas. Siempre estarán en uno para el otro, porque los chicos y chicas pueden ser solo amigos... ¿o no? 

¿Otra de Elizabeth Eulberg? ¡Apuntado! Eso es lo primero que pensé cuando supe de esta novela. Sé que los libros de la autora no se caracterizan por ser profundos precisamente, pero suelen ser entretenidos, de lectura ágil y por ahí siempre termina colándose alguna escena bonita. ¿Y si quedamos como amigos? no ha sido la excepción: tierna, amena, pero sin más pretensiones que la de pasar una tarde entretenida. 

Lo cierto es que no entiendo muy bien qué pretendía transmitir la autora con su novela: ¿que los chicos y las chicas pueden ser solo amigos o que no pueden serlo? Porque - seamos sinceros - el final del libro es bastante predecible. Podría decirse que lo bonito es el cómo transcurre todo, porque el cómo acabará no es ninguna sorpresa. Entonces, ¿a qué viene el título de la novela? ¿Sí o no? La traducción latinoamericana ha traído el libro como ¿Y si quedamos como amigos?, mientras que la española se decantó por A dos centímetros de ti. En lo personal, creo que el segundo título calza mucho mejor con la historia, aunque sea el primero la traducción más literal de Better off friends, el original en inglés. Con todo, cuando comencé con la novela pensé que la balanza se inclinaría hacia mostrarnos que sí, que hombres y mujeres pueden tener una bonita amistad sin conspiraciones ni malos entendidos románticos de por medio. Pero hacia la mitad de la historia me di cuenta que la intención de la autora (aunque quizás no fuera esa al inicio), tiraba para el otro lado. 
Estaba enfadada porque me había llenado la cabeza de fantasías románticas y luego me las había arrebatado de un plumazo. Solo quería evitar que me hicieran daño; era un reflejo automático.
Macallan y Levi son los indiscutibles protagonistas y si bien hay secundarios, ellos son quienes llevan la voz cantante en la novela. Me ha gustado que la autora les haya dado una personalidad más o menos definida a cada uno de ellos y la química entre ambos es lo más entretenido de la novela. Como mejores amigos que son, saben lo que el otro piensa y siente y hasta son capaces de terminar mutuamente sus frases. Su evolución a lo largo de la novela es palpable: pasan de ser casi niños a jóvenes, con todos los cambios de madurez (y también los hormonales) que eso implica. Puede resultar tierno ver cómo van creciendo, como van cambiando su forma de ver al otro con el paso de los años. Y también la forma en que empiezan a lidiar con los problemas: la necesidad de conseguir nuevos amigos, una pareja, nuevas vivencias. Todo ellos llevarán a que Levi y Macallan se pregunten si su amistad es lo suficientemente fuerte para superar los baches que presenta la vida.

Sin embargo, hay una cosa que no ha terminado de cuajar: cinco años en trescientos páginas, a doble espacio y con letra más o menos grande ¿realmente puede profundizar lo necesario? Yo creo que no, y es por eso que digo que la historia no ha llegado a contagiarme todo el sentimiento que la autora pretendía. Y no digo que sea imposible, sino miren a Donde termina el arcoiris. Casi el mismo número de hojas y una mayor cantidad de años abarcado ¡y no saben lo muchísimo que me ha gustado! Supongo que es cuestión de balancear la historia: no dar tanto protagonismo al amor o la amistad, sino dar espacio para otro tipo de escenas. He echado de menos más momentos familiares, más con otros amigos, más con otros chicos o chicas. 

En resumen, no tengo mucho que decir sobre la novela, salvo que es ideal para una lectura de tarde, de esas que duran apenas unas horas, te sacan alguna sonrisa y que al terminar la guardas en la estantería para continuar con otra novela. Recomendada, sí, pero atentos a no ir con muchas expectativas porque la historia es bonita, pero nada más.

4 comentarios:

  1. Tengo pendiente por
    Leer este libro ya que donde termina el arcoiris me gustó mucho, espero que este también. Besos

    ResponderEliminar
  2. A mi me encantan las obras de esta autora, así q ni bien tuve la oportunidad de leerlo, lo hice :) y coincido contigo, es una lectura muy amena, pero no me ha gustado tanto los tópicos y el final. En fin, en general, la obra esta recomendada para pasar un buen momento, ya q entretiene y es muy ligera de leer.Recomendada :)

    ResponderEliminar
  3. A mi me encantan las obras de esta autora, así q ni bien tuve la oportunidad de leerlo, lo hice :) y coincido contigo, es una lectura muy amena, pero no me ha gustado tanto los tópicos y el final. En fin, en general, la obra esta recomendada para pasar un buen momento, ya q entretiene y es muy ligera de leer.Recomendada :)

    ResponderEliminar
  4. pues Elizabeth eulbert me ha decepcionado , se me hizo lento y aburrido

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram