Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Let´s talk: 10 tips para superar una crisis de lectura


¿Sientes que no puedes leer un libro porque has quedado encandilado/a con el maravilloso mundo e increíbles personajes del anterior? Sí, esa historia que ha jugado con tus sentimientos, ha roto tu corazón en mil pedazos y te ha dejado un vacío único es la culpable de que ahora estés con resaca literaria (también conocida como book hangover). Eres incapaz de comenzar una nueva novela porque tu mente vuelve una y otra vez a la anterior, a recordar esas escenas, esos diálogos y a pensar si el autor o autora se dignará a continuar su historia o si serán tan cruel en dejarnos con ése final. Si por el contrario, lo que te pasa es que llevas tiempo con un mismo libro y no consigues pasar página (mucho menos engancharte con la historia), lo tuyo es un bloqueo lector. Normalmente lees un libro en uno o dos días (¡a veces te duran solo un par de horas!), pero ahora los minutos pasan y aunque revisas una y otra vez el mismo párrafo solo consigues entender la mitad de lo que dicen ¡ni pensar cómo lograrás llegar al final! Ambos fenómenos son parecidos y me gusta agruparlos dentro de una misma categoría: Crisis Lectora. Todo lector tiene (o la tendrá) al menos una en su vida y sufrimos como si fuera una sequía. Las causas suelen ser variadas, así como no hay fecha determinada para la posible cura. Pueden pasar días, semanas, meses e incluso años, pero creo yo que si la literatura es realmente parte de nosotros, inevitablemente las ganas terminarán regresando. Pero, ¿hay algo que se pueda hacer, además de esperar pacientemente? En lo personal creo que sí y aquí unos tips que podrían ayudarte:

1. RESPIRA PROFUNDO Y NO TE FUERCES
De acuerdo, acabas de darte cuenta de que tienes resaca literaria o un bloqueo lector y lo peor que puedes hacer en este momento es forzarte a leer un libro por no quedar mal o por obligación. Así que déjalo a un lado por un momento y aprovecha el tiempo en hacer otras cosas que te gusten. Puedes ver esas series o películas que llevan eternamente en tu lista de pendientes. Salir a tomar aire, caminar, comer o preparar algo delicioso o simplemente tumbarte en la cama y escuchar música hasta que las ganas regresen.

2. REGRESA A LOS FAVORITOS DE SIEMPRE
¿Recuerdas ese libro que te robó el corazón, que te hizo reír o llorar y terminarlo con una sonrisa en los labios? ¡Es hora de buscar su ayuda! Repasa aquellas escenas que tanto te gustaron, revive los momentos que te llevaron a colocarlo entre tus preferidos. Esos libros tan especiales nos llevan a recordar lo mucho que nos gusta sumergirnos entre las páginas de una buena historia y dejarnos llevar por la pluma del autor. Si eso te anima y te sientes con ganas, no te conformes con leer unas pocas hojas ¡anímate a una relectura del libro completo!

3. UNA LECTURA LIGERA PARA DESCONECTAR DEL MUNDO
Los libros sencillos y sin muchas pretensiones son ideales para pasar un momento entretenido sin pensar demasiado en la historia. Los que suelen tener toques de comedia son los perfectos salvadores para estos casos, porque despejan la mente de muchas preocupaciones. En lo personal, mi primera opción es el chic-lit (¡y Sophie Kinsella es una apuesta segura!), pero la literatura juvenil (Rebel Belle o los libros de Blue Jeans) y la romántica histórica (los Hathaways o los libros de Sarah MacLean) también tiene títulos muy entretenidos.

4. PRUEBA CON OTROS GÉNEROS LITERARIOS
Es posible que tu bloqueo lector sea porque ya estás saturado del tema. Los últimos libros que has leído siguen casi el mismo patrón y necesitas tomarte un respiro antes de que termines odiándolos a todos. Pues bien, este es el momento de probar otras temáticas, aventurarte con ese libro que lleva tiempo en tu lista de próximas lecturas, pero que hasta ahora no te has atrevido a tocar por X motivos. Goodreads y Lectorati son páginas muy útiles si lo que buscas son recomendaciones, del mismo modo, la blogósfera también está llena de personitas muy entusiastas que te recomendarán sin pedir nada a cambio. No pierdes nada intentando y quién sabe, a lo mejor encuentras tu próximo favorito en el camino. 

5. SI NO QUIERES ALGO NUEVO, BUSCA ALGO CÓMODO
Si por alguna razón sientes que en realidad no es tiempo de aventurarse, entonces busca un nuevo libro enmarcado en algún género con el que te sientas cómodo. Aquí te recomiendo especialmente Goodreads, pues es una plataforma que suele recomendarte varios títulos teniendo en cuenta tus preferencias como lector. 

6. ESCOGE UN BUEN AMBIENTE
El ambiente en el que se lee suele ser un factor importante para poder disfrutar una lectura. Yo suelo invertir mis horas de viaje de casa a la universidad (y viceversa) leyendo un libro y muchos días, también hojeo algunos capítulos antes de dormir. Pero en estos días el calor de Lima está insoportable y ese ha sido uno de los determinantes en la crisis lectora en la que estoy metida. Por eso lo mejor es buscar un lugar tranquilo y con el clima en el que más nos sintamos cómodos. Parece mentira, pero el entorno ayuda mucho a la lectura.

7. ¿BOOK SHOPPING? ¿PORQUÉ NO?
Cuando estoy deprimida o triste por alguna razón, ir de paseo a librerías siempre logra subirme el ánimo. Si tengo la suerte de poder llevarme uno (o más) libros a casa, mi estado de ánimo cambia completamente. Para mí, el book shopping es una de las mejores terapias y estoy segura de que a varios también les funciona. No necesariamente tienes que llevarte un nuevo título a casa, pero estar en contacto con estanterías que no son necesariamente las nuestras puede ayudar bastante.

8. TEN CUIDADO CON LOS DESAFÍOS DE LECTURA
Muchos nos apuntamos a diversos retos de lectura a comienzo de año, pero estos pueden resultar un arma de doble filo. Algunos se ven motivados sabiendo que tienen una meta que cumplir y un plazo para lograrlo, pero a otros puede resultarles estresante. Si estás con resaca o bloqueo lector, ir llevando la cuenta de los libros que lees no es la mejor opción. Así que olvídate un momento de ellos y recuerda que leer es un placer, no una competencia.

9. HAZTE UNA (O MUCHAS) PREGUNTAS
¿Cómo llegaste a querer la literatura? ¿Cuál fue el libro que te abrió las puertas a este mágico mundo? Y una de las más importantes: ¿Por qué lees? ¿Acaso por presión o por un desafío? ¿Porque es un libro de editorial? ¿O porque realmente te apetece? Estas preguntas pueden tomarte uno o varios minutos para responder, pero son esas respuestas las que te ponen las cosas en perspectiva y te llevan a recordar qué es eso que tanto de gusta de la literatura. Si hay algo que modificar, hazlo. Si hay que tomar algunas decisiones, no tengas miedo. Muchas veces el cambio trae cosas positivas.

10. ¿NO FUNCIONAN LOS TIPS ANTERIORES? ¡HORA DE TOMAR MEDIDAS DRÁSTICAS!
Si has llegado a este último tip y ninguno de los anteriores ha funcionado, es hora de poner las cartas sobre la mesa y tomar una decisión para las próximas semanas: desconexión total. Por los siguientes días olvídate que existe la literatura. Olvídate de los blogs, de booktube, de los eternos pendientes, del desafío de Goodreads, de las frases bonitas, de las librerías, de la biblioteca, de todo. Tómate unos días para ti mism@, mímate un poco, planea un viaje, un reencuentro con amigos, una escapada al cine o al teatro. Disfruta de las otras cosas que te gustan hacer y que no has podido por falta de tiempo. Poco a poco tú mismo@ te darás cuenta de que la lectura siempre ha sido parte de ti y regresarás con energías renovadas y muchas ganas de conocer nuevas historias.  


Y hasta aquí el post de hoy. Reconozco que me ha quedado un poco largo, pero espero que los tips puedan resultarles útiles. Muchos de ellos los he escrito en base a experiencia personal ¡y les aseguro que funciona! ¿Ustedes tienen más sugerencias? ¿Han sufrido resaca o bloqueo lector? ¿Cómo lo han superado? ¡Espero que me cuenten en los comentarios! 


8 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Ay, me encantaron los tips. Son todos los que pongo en práctica siempre! Me gustó muchísimo la entrada :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. recuerdo que la unica que vez que me paso fue cuandome gradue del colegio en 2007 xD luego de eso creo que volvi a leer un poco despues tipo 2008 :) unica y ultima vez que me pasa creo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buenos tips Cristina :) Hace poco estuve (o creo que aún tengo) bloqueo de lector y me ha ayudado el ver películas y escuchar música.

    ResponderEliminar
  4. Yo siempre tiro de lectura ligera, nunca me ha fallado :)
    Me quedo por aquí.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Yo siempre trato con lecturas cortas, especialmente luego de leer sagas o trilogías largas. :3
    Por cierto Cris, te he nominado a un booktag http://refugiodp.blogspot.com/2015/04/el-booktag-definitivo-hola3-se-quehe.html
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? ¡Graaaacias! Voy ahora mismo a leerlo ;)

      Eliminar
  6. Me encanto 💞💞💞
    Muchas gracias por los consejos los pondré en practica para poder salir de mi bloqueo lector 📖💞🌅

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram