Reseña: Calle Dublín

Calle Dublín
Serie:  (1 de 5)
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos


Jocelyn Butler ha tenido una vida muy dura. Tras perder a toda su familia a los catorce años, huye a Edimburgo, la capital escocesa en la que empieza a construirse una nueva vida. Gracias a su herencia, puede darse el lujo de trabajar como camarera un par de días a la semana y el resto del tiempo dedicarse a su novela, a dejar que su pasión por las letras se libere en el papel. Pero Joss está dañada: nadie sobrevive a una experiencia tan traumática sin alguna consecuencia y para evitar el dolor, prefiere centrarse solo en el presente, evitar cualquier retazo de memoria de una vida que ahora le parece lejana. Es por eso que trata de no establecer vínculos con las personas, porque inevitablemente terminan alejándose o sufriendo por su culpa. Una única amiga, ningún novio ni rollos pasajeros. Todas sus emociones están muy bien guardadas y con el tiempo se ha convertido en una experta en mantener a las personas a raya. Pero al coger un taxi con destino al que será su nuevo apartamento las cosas cambian, porque Ellie Carmichael se niega a no ser parte de su vida y con ella viene Braden, su hermano, que amenaza con destruir esa fría coraza que Joss ha estado manteniendo durante muchos años.

La atracción entre Joss y Braden es instantánea, pero no estamos ante un romance de flores y corazones. Jocelyn, sarcástica y muy reservada, hará todo lo posible para que los Carmichael no se inmiscuyan en sus cosas (algo poco probable teniendo a la adorable Ellie como compañera de piso) y Braden hará de ella su objetivo. Ese tira y afloja, esos diálogos cargados de chispa, todas esas escenas de tensión sexual no resuelta terminan desembocando en algo más y ambos personajes llegan a un acuerdo: lo suyo será solo sexo, amigos con derecho a roce, pero absolutamente nada más. Sin embargo, ¿realmente es posible mantener las emociones de lado en situaciones como esta? 
- ¿Qué estás haciendo aquí?
- No me gusta compartir.
- ¿Qué?
- He dicho que no me gusta compartir.
- No es lo que he oído.
- Deja que lo reformule. Cuando se trata de ti...no me gusta compartir.
Hablemos de los personajes ¡y qué personajes! No saben lo maravilloso que se siente estar frente a dos protagonistas como Joss y Braden, que evolucionan por separado como personas, pero también juntos como pareja. Ella, toda mordaz, inteligente, capaz de valerse por sí misma, pero con una herida muy profunda que se niega a dejarse curar. Y él está lejos de ser el hombre perfecto (o casi): es guapo, sí; millonario, también. Encantador, inteligente y sensual, pero con un pasado doloroso que muy pocos conocen. Ambos se complementan, ambos son perfectos el uno para el otro, ideales para rescatarse mutuamente y ser capaces de afrontar un futuro juntos. Me ha encantado la forma tan verosímil en que Samantha Young ha construido su relación: es una montaña rusa de emociones, que va en crescendo y desemboca en un final de esos que te encojen de satisfacción. Muchas veces he dicho que en la novela romántica suele esperarse el desenlace de la historia, que ahí no hay ninguna sorpresa. Lo que yo valoro en ellas es más bien cómo se cuenta y en eso, Samantha Young ha tenido un sobresaliente. 

Dicen por ahí (o más bien, he leído por ahí) que catalogan a Calle Dublín como novela erótica. En lo personal, aunque la historia de Joss y Braden se mueven en una delgada línea entre lo erótico y lo romántico, me quedo con esto último porque la autora le da más importancia a las emociones, a la historia en sí de los personajes que a las escenas de cama. Las hay, por supuesto, y no son pocas. Pero se encuentran tan bien calzadas que no se nota forzado ni tampoco pasa a ser el centro de la historia. Es solo un recurso más para darle ese toque emocional a la novela, ese punto que te lleva a tener todos los sentimientos a flor de piel. 

Si le he puesto cuatro de cinco estrellitas a la novela ha sido por dos cuestiones. Si bien Braden dista de ser un macho alfa absolutamente controlador, en ocasiones sí que es posesivo y hubo un par de escenas que me trastocaron un poco. Nada grave que no se pueda pasar por alto (y Joss misma lo reconoce porque no deja de llamarle neardental). Lo segundo es la ambientación: teniendo a la preciosa Edimburgo de fondo, ¿por qué no sacarle un poquito más de provecho? Eso no quiere decir que las descripciones sean malas, rotundamente no. Pero me gusta que el encanto de los escenarios se entremezcle con la historia, porque le da un toque especial. 

Finalmente, aunque la historia de Braden y Joss no termina aquí, los siguientes libros (¡sí, es una serie, pero no se asusten!) son contados desde la perspectiva de otros personajes, pero sin dejarnos de dar pequeños vistazos de lo que le depara el destino a nuestros protagonistas. Yo ya he leído los dos siguientes (incluido la novela corta) y déjenme decirles que Jocelyn y Braden no dejarán de sorprendernos. 

Related Posts

6 comentarios:

  1. Una amiga me lo conto entero y aunque parece muy bonito ahora no me apetece leerlo. Me alegra que lo hayas disfrutado tanto. Es normal que un libro romantico tenga momentos eróticos, hay novelas horribles que se centran solo en el sexo y a la gente les encantan -.- Asi que espero que no haya gente que deje pasar esta novela por ese tema. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Esta novela es realmente conocida pero hace poco que me llama la atención y más con la reseña que has escrito, 4 puntos, entonces se va directo a mi lista de próximas lecturas, besicos Cris ^^

    ResponderEliminar
  3. Ah *-* Este es el único que leí de la serie, ero la amo *-*

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Qué ganas de empezar con la saga, quiero leerla ya *.*
    Todas las criticas que he leído la ponen por las nubes. Seguro que me encanta como a ti :)
    Gracias por la reseña.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Me llama bastante la atención pero por el momento tengo demasiadas lecturas pendientes.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Hola Cris :) este libro me ENCANTÓ! Aunque llegó a molestarme un poquito la actitud tan cerrada y terca de Joss, por momentos a pesar de que entendí su dolor, un dolor muy grande. Es que teniendo a un dulce como Braden al lado que por poco le da su corazón en bandeja me molestaba que la chica le diera tantas vueltas al asunto, pero cuando se ablanda, madre mía! jajaja
    y ni hablar de las escenas entre ellos, son pura chispa y sensualidad.. me fascinaron!!! ♥ ♥ los diálogos también me hicieron reír a carcajadas jajajaja de verdad la escritura de Young es tan maravillosa, con esa mezcla de drama, erotismo, romance y humor... es perfecta ♥
    Me enamoré perdidamente de Braden :) y ame cómo terminó la historia.
    Un libro que aunque no es nada fuera de lo común es hermoso y completamente adictivo.. amo esta saga. ♥
    un beso :)

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram