Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Reseña: We were liars

We were liars
+ Datos sobre el libro | Lee los primeros capítulos

Cadence es una chica perfecta.
Alta, rubia, blanca y la nieta mayor de uno de los clanes familiares más importantes del país: los Sinclair. 
Cada verano, ella y su madre viajan a Beechwood, la isla privada de su abuelo, donde se reencuentra con sus primos y también con Gat, el chico del que lleva varios años enamorada. 
Cada verano es todo sol, risas y playa, intentando hacer caso omiso a las rencillas entre su madre y sus tías por la suculenta herencia familiar, intentando olvidar que su padre ya no vive con ella y que en realidad, su familia es más superficial y orgullosa de lo que parece. 
Hasta que llegó el verano 15 y  todo se fue al traste. O eso es lo que ella piensa porque no recuerda nada y su familia se niega a contarle algo. 
A lo largo de la historia, Cady se embarcará en un pequeño viaje a través de sus recuerdos, aquellos felices junto al grupo de los mentirosos, aquellos que le hacía palpitar el corazón cuando se encontraba junto a Gat y también aquellos que pinchaban como espinas cuando se trataba de su perfecta familia.
We are Sinclairs. Beautiful. Privileged. Damaged. Liar.
No one is a criminal.
No one is an addict.
No one is a failure.
We live, least in the summertime, on a private island off the coast of Massachusetts. Perhaps that is all you need to know.
Muchos dicen que es mejor comenzar la novela sin saber casi nada de ella y justamente eso es lo que hice. Lo leí casi por impulso, casi sin querer y terminé llevándome una sorpresa. E. Lockhart ha mezclado en We were liars tres componentes que me han atrapado desde el comienzo de la novela: una protagonista con un pasado problemático, un misterio por resolver y una prosa peculiar que llama mucho la atención. Comencemos con lo primero: Cadence Sinclair.

Vista desde fuera, Cadence puede parecer la chica perfecta. Pero no lo es. De padres divorciados, encontraba en cada verano de Beechwood la escapatoria a todas las dudas y temores que rondaban por su cabeza. Si bien es cierto que estar en la mente de la protagonista te permite conocer más a fondo algunos detalles, he extrañado un mayor desarrollo tanto de ella como de los demás personajes. Vemos a los secundarios a través de los ojos de Cady, sí, pero lo que nos cuenta no deja de ser superficial y siento que no basta para sumergirse de lleno en la historia. 

En cuanto al misterio, reconozco que la autora me ha tenido en vilo hasta el final y me ha sorprendido de lleno con el giro que tomó la novela en los últimos capítulos. Fue completamente inesperado y lo mejor de todo es que en ningún momento llegué a adivinar ni siquiera un pequeño retazo del mismo. E. Lockhart ha sabido jugar bien su cartas: a través de flashbacks juega con el lector y le lleva a plantearse teorías que están lejos de cumplirse, pero que es precisamente esto último que hace que el libro sea más memorable. Sin embargo, pese a que el giro final me sorprendió, estuve varios días dándole vueltas en la cabeza y llegué a una conclusión: fue realmente estúpido por parte de los personajes llegar a ello, dado que no solucionó nada, sino todo lo contrario. 

La prosa de la autora es algo que quiero destacar de We were liars: tan peculiar, tan melódica y a la vez, tan ideal para crear esa atmósfera de misterio. Para que vean de lo que les hablo les animo a hacer clic aquí y leer las primeras páginas de la novela. ¿Ven cómo están cortadas las frases y se repiten ciertas palabras? Confieso que al inicio se me hizo pesado, pero poco a poco fui cogiéndole el truco y entrando de lleno en la historia. Me parece que esa forma cadenciosa de narrar, esas pausas que se obligan a hacer, logra que el ambiente vaya creándose de a pocos, revistiendo a la novela de ese aire a secretos guardados y tragedias por descubrir. 

Finalmente, en cuanto al nivel de inglés les aseguro que es más bien sencillo. Si bien la historia se toma su tiempo en llegar al clímax, las pocas páginas hacen que se lea rapidísimo, llegando al final antes de lo esperado. En conclusión, con sus más y sus menos, We were liars es una novela que entretiene, hasta cierto punto sorprende y si has leído Cumbres Borrascosas, verás que hay más de una referencia al clásico de Brontë, lo que lleva al lector a buscar el mensaje final de la historia, ese que nos dice que el dinero en realidad no lo es todo en la vida. 

*******

9 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de leer este libro... no dejo de ver buenas reseñas, así que seguro que más adelante le daré una oportunidad ;) Gracias por tu opinión.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que tiene buena pinta así que puede que lo lea :)

    ResponderEliminar
  3. He visto muy buenas reseñas de este libro pero la historia no termina de llamarme la atención y a su vez tengo un poco de miedo con el inglés, así que por el momento no lo leeré.
    Pero me ha gustado la reseña, sobre todo lo que nos ecuentas sobre el juego de palabras que hace el autor y el final inesperado. Me gusta!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Me llama muchísimo, espero poder leerlo pronto y así empezar a leer en el idioma.
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola guapa!
    Tengo muchas ganas de leerlo, tiene una pinta genial♥
    Besitos<3

    ResponderEliminar
  6. Buenísima reseña! A mi me encantó el libro!

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que no me llama bastante la atención pero lo tengo pendiente por leer. Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  8. Hola Cris
    Me gusto mucho tu reseña, hace una hora acabo de terminar el libro y no me esperaba ese final, fue sorprendente como la autora hizo ese giro en la historia, y aún no puedo creer que eso haya sucedido, y sí no soluciono nada, estoy aún en el estado no puedo creerlo, pero me ha gustado mucho el libro y la forma de escribir de la autora fue hermoso, pero aún no puedo creer lo sucedido.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Ese libro es demasiado, aún no supero el final

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram