Reseña: Felices por siempre jamás

Felices por siempre jamás
Serie: Un beso en París (1 de 3)
+ Datos del libro | Lee los primeros capítulos

Isla Martin lleva varios años enamorada de Josh Wassertein, el chico que le robó el corazón en su primer año en París, el chico que prefiere a veces estar solo, encerrarse en sí mismo, ser sarcástico y dejar que el arte fluya por sus venas. Pero Josh no es un chico que se fijaría en alguien como ella - o al menos eso es lo que Isla piensa - pero nunca está demás soñar. Y todo era eso, un sueño, hasta que un día a su dentista se le pasa la dosis de anestesia e Isla termina con más agallas de lo habitual. El destino quiso que se encontrara con Josh - su Josh - en un café de Manhattan y tuvieran una extraña conversación que pudo ser el principio de algo más.
Ahí Josh descubre que Isla no es tan tímida como parece, que adora a su familia y que es una chica divertida con muchas facetas por descubrir. 
E Isla descubre que en realidad, quizás Josh no es tan inalcanzable como ella piensa. 

Desearía que me mirara de la misma forma que mira a sus retratos. Porque entonces él vería que hay algo más en mí que una chica tímida, al igual que yo veo que hay algo más en él que alguien vago
Conocimos a Josh y a Isla en Un beso en París, el primer libro de Stephanie Perkins que llegó a mis manos y supo encandilarme con esa prosa sencilla pero hábil para contar historias. De Isla no hubo más que unas pocas líneas, pero de Josh sabíamos lo suficiente sin que llegara a despertar la curiosidad en exceso. O al menos eso me pasó a mí. Cuando supe que el tercer libro de esta serie tendría a ambos como protagonistas, reconozco que las ganas de leerlo fueron pocas. Con todo empecé la historia... y me gustó más de lo que esperaba. Más que la historia de Lola, eso sí, pero menos que la de Anna porque Perkins sabe como partir de una premisa sencilla y darle ese toque especial tan suyo que hace que la historia destaque y llegue al corazón del lector. 

A través de sus personajes realistas, la autora nos transporta a París - la ciudad del amor - para contarnos una bonita historia romántica y muy juvenil. Isla, que ha vivido toda su vida soñando con Josh, no puede creer que un día, por fin, su amor platónico se fije en ella y comience a crecer algo entre los dos. No saben lo fácil que es identificarse con Isla durante las primeras páginas (¿quién alguna vez en su vida no se ha fijado en alguien que parece inalcanzable?) y lo sencillo que es divertirse con cada una de sus ocurrencias. Pero cuando su relación con Josh empieza a evolucionar, las cosas empezaron a ir muy rápido y casi sentí que le faltaron escenas al libro. No obstante, me ha gustado que la autora no se ande con tapujos y hable de sexo de manera natural, sin entrar mucho en detalles, pero tampoco dejándolo en tema tabú. ¿Otro plus a la historia? Salen los personajes que conocimos anteriormente: Anna, Etiene, Lola, Cricket e incluso Meredith para danos pequeños vistazos de lo que han sido sus vidas a lo largos de esos meses. 

París, Nueva York, San Francisco y Barcelona. A través de sus libros Stephanie Perkins me ha llevado a conocer lugares maravillosos que me encantaría pisar algún día. Sin embargo, no todo es color rosa en Felices por siempre jamás. Primero, está el título: me da un no-sé-qué el hecho de que sea tan ... ¿pasteloso? ¿telenovelero? Aunque sea una traducción acertada del original inglés, tiene algo que no termina de gustarme. Segundo, la portada. No es que sea horrible o algo así, es que por mucho que lo vea se nota bastante el montaje y descuadra un poco con las dos anteriores. No obstante, todo ello puedo pasarlo por alto porque al fin y al cabo, lo que importa es lo de adentro. Y aquí viene el tercer punto: aunque Isla me gustó como protagonista durante los primeros capítulos, sus inseguridades empezaron a matar mis ánimos hacia la mitad del libro. Sé lo que es ser una adolescente, pero lo suyo es un poco cansino. A ello agreguen el hecho que a Perkins se le pasó un poco la mano con las dosis de drama y tendrán como resultado mi ceño fruncido durante varios capítulos de la novela. 

Pese a todo, Felices por siempre jamás es una novela que, más que entretener, más que contarnos una historia romántica, indaga un poco en la adolescencia, en las dudas sobre qué sigue después de la escuela, en las inseguridades sobre un futuro que se vislumbra incierto y ante el cual surge cierto temor. Muchos hemos pasado por eso y ello hace que sea fácil conectar con los personajes, comprenderlos - hasta cierto punto, claro - y disfrutar de una historia bien estructurada que se desliza entre la La Ville Lumière y la Gran Manzana.*****
Related Posts

9 comentarios:

  1. Esta trilogía la tengo pendiente :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Espero empezar pronto con la trilogía porque me llaman un montón♥
    Besitos<3

    ResponderEliminar
  3. Isla fue mi favorito y de ahí le sigue Lola. A diferencia tuya Anna casi no me gusto, quizá porque sentí que fue demasiado lío por parte de Étienne. De Isla, esperaba encontrarme con una historia que me gustara pero de verdad que me hizo sentir mucho en varias partes aunque concuerdo contigo en que hay un momento donde la quieres zarandear pero a pesar de todo, me llevo un muy bonito recuerdo del libro♥

    Saludos enormes<3

    ResponderEliminar
  4. Hola!

    Me pasó lo mismo que a ti. Isla me encantó al principio, pero luego, cuando empieza a sacar la luz todas sus inseguridades y hacer una montaña de un grano de arena, empezó a sacarme un poco de quicio.
    Es una pena, porque sus otros dos libros me gustaron mucho.
    Además, el romance lo vi algo precipitado y Josh no tiene tanto carisma como Cricket o Étienne :(

    Pero aún así, es entretenido, y tiene partes muy buenas. Y es Stephanie Perkins, siempre es un placer leerla.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      En los primeros capítulos yo pensaba que Isla se convertiría en mi protagonista preferida de los tres libros pero luego, con todas esas inseguridades, quedó relegada al segundo puesto (es que Lola me cayó poco o nada bien) xD
      Y aunque Josh no tiene tanto carisma como Etienne, creo que lo he soportado mejor que a Cricket (en serio, no se que tengo con Lola/Cricket, no terminaron de cuadrarme)

      Un besote!

      Eliminar
  5. Aún no leo nada de esta trilogía.. tenía temor que sea muyyyyy empalagosa pero creo que le daré su oportunidad. He visto el primer libro en físico por algunas librerías de Lima pero sabes si están las 3?
    Un beso reina y a seguir leyendo :)
    Vic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Vicky!
      Lo cierto es que no es tan empalagosa como parece. Me parece que la autora ha sabido balancear las dosis de drama, romance e incluso comicidad en cada una de sus novelas (quizás con Isla se pasó un poquito, pero tampoco tanto) y te aseguro que la trilogía termina siendo entrañable.
      Los dos primeros libros sí los encuentras en Lima (los he visto en Crisol y Librería Sur), pero el tercero aún no llega.

      Besos!

      Eliminar
  6. Los dos anteriores me gustaron mucho. Como bien has mencionado, Cris, los lugares a los que te transporta Stephanie Perkins son asombros. Me ha dejado desando poder conocerlos en persona. Concuerdo contigo respecto al título. Me hace pensar en un cuento de hadas o algo por el estilo, pero igual estoy deseando poder leer el tercero. Espero que no me decepcione ;)
    Besos :3

    ResponderEliminar
  7. Para mí ha sido el libro que menos me ha gustado de la trilogía pero he podido rescatar muy buenas cosas, espero llegue pronto a Perú, besicos.

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram