Reseña: The Raven Boys


The Raven Boys: La profecía del cuervo
Trilogía The Raven Cycle (1 de 3)
+ Datos del libro | Lee los primeros capítulos

«Matarás a tu amor verdadero» no es precisamente con lo que toda chica sueña, menos si se lo llevan repitiendo desde su nacimiento. Blue Sargent vive rodeada de magia y adivinación: en su casa todas son mujeres y absolutamente todas tiene un don místico... excepto ella. No puede ver ningún espíritu, pero posee la habilidad de intensificar los poderes de su familia. Es por eso que acompaña a su madre a un aislado cementerio durante el Día de San Marcos, día en el que se conocerán las almas que morirán en lo que va del año. Y ahí, de la forma más extraña posible, es capaz de ver el espíritu de un chico cuervo. Se llama Gansey y a partir de entonces, Blue intentará por todos los medios que la profecía que se cierne sobre ella no llegue a cumplirse nunca. 

Me aventuré con The Raven Boys sin saber muy bien qué iba a encontrar entre sus páginas, tan solo con la certeza de que Maggie Stiefvater había sabido deleitarme anteriormente con cuatro obras suyas y esperando que esta no fuera la excepción. No lo fue, por supuesto, pero no me ha llegado a gustar tanto como sus novelas anteriores. Mientras su trilogía Los lobos de Mercy Falls me cautivó con su invernal escenario y melódica pluma, mientras The Scorpio Races me mostró un romance tierno y adorable, The Raven Boys no ha terminado de hacerse un hueco en mi corazón, ha tardado mucho en engancharme y me ha dejado con una serie de sentimientos encontrados. Cuando empecé con el libro desconocía que se trataba de una trilogía. De hecho, lo seguí creyendo hasta más allá de la mitad y creo que eso me ha llevado a tener una opinión un poco sesgada de la historia: la autora nos cuenta desde el comienzo por donde tiene que discurrir la novela y conforme pasaban las páginas yo no veía la hora en que los hecho sucedieran. Por supuesto, no llegaron a suceder (supongo que quedará para próximas entregas) y por una parte está bien, dado que no sería el típico instalove que resulta cansino leer en muchas novelas juveniles, pero por otra... me ha dejado con las expectativas en el aire. Como ven, esto no necesariamente es malo, pero subjetivamente hablando tampoco me ha dejado satisfecha.

En cuanto a la trama en sí, les confieso que me ha costado más de doscientas páginas engancharme al libro. La historia empieza hablando de unas líneas ley, tema del que no conocía casi nada y el cual Maggie Stiefvater no explicaba muy bien. Los personajes hablaban de ellos, hipotetizaban, planteaban teorías para encontrarlas y yo... yo solo quería saber de qué rayos estaban hablando. Si hubiera tenido internet a la mano hubiese salido de dudas en un minuto, pero no lo tenía y no había forma de que esperase a llegar a casa mientras me aburría dos horas sin leer nada en el bus. Así que por ahí va mi otra crítica: se toca un tema místico, muy interesante, con influencias irlandesas que develan la buena documentación de la autora pero que precisamente no queda claro desde el principio, lo cual puede llevar al desencanto del lector.

En cuanto a los personajes no tengo mucho que agregar. Me encanta como la autora ha logrado reflejar muy bien la personalidad de cada uno: sus miedos, inseguridades, sus demonios internos. Todos tenemos un lado oscuro y ellos no será la excepción. Quizás faltó un poco más de trabajo con Blue - que por algo es la protagonista - pero confío en que Maggie lo sabrá corregir para entregas posteriores. Respecto a los giros argumentales, estos empiezan a ser más visibles a partir de la segunda mitad del libro, que es donde realmente el lector quedará atrapado: empiezan a suceder cosas inesperadas, todo ello entrelazado con magia, adivinación y profecías. La historia comenzó más bien con tintes realistas, pero poco a poco va tirando hacia el lado místico. Puede resultar un poco extraño, pero ese giro me ha gustado bastante, porque al fin y al cabo, entrelazar magia y realidad es lo mejor que Stiefvater sabe hacer.

Por último, la pluma de la autora me encandiló en anteriores obras por ser casi poética: metáforas, frases bonitas, casi con rima. Todo muy bonito y armonioso. En The Raven Boys no he encontrado tanto eso, mas bien me he dado con la sorpresa de una prosa bien cuidada, pero más directa que antes. He extrañado la anterior forma de escribir de Maggie: creo que esa era una de sus principales características y siento que este libro no termina de reflejar todo su potencial.

En conclusión, The Raven Boys es una novela entretenida a la que quizás cuesta arrancar pero que luego deja con la curiosidad. Por diversos motivos personales no ha terminado de ser exactamente lo que yo esperaba, pero ya saben que cada lector es distinto y la situación/estado de ánimo con el que se lee un libro influye mucho en la valoración de cada uno. Yo sí recomendaría el libro, aunque avisando que, aunque se trata de una novela de la genial Maggie Stiefvater, no necesariamente será su mejor novela.


*****
Related Posts

11 comentarios:

  1. Tiene buena pinta, tengo ganas de leerlo.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  2. buf y pensar que es una saga T_T

    ResponderEliminar
  3. Coincido bastante contigo. Es el único libro que he leído de esta autora y tenía bastante curiosidad por su fama, y me gustó, aunque sí que es cierto que el principio fue un lío. Me costaba engancharme a la historia porque no me enteraba demasiado de todo el tema de las líneas ley y la profecía.
    Al final me quedé con ganas de saber cómo iba a continuar, porque empecé a cogerle el puntillo.
    Eso sí, mucho más interesantes los chicos que Blue, que para ser protagonista, en teoria, queda muy en un segundo plano y bastante sosa.

    A ver qué tal el segundo!

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. A mí este libro me aburrió un montón.
    Lo dejé y lo volví a retomar y siguió sin gustarme nada.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Me llama muchísimo la atención, pero tengo la sensación de que es ese libro que tienes que retomar 4 veces para leerlo, y que esa 4ta vez de enamora. Y aun así lo quiero...

    Besoos!!

    ResponderEliminar
  6. Adoro a Maggie, es de mis escritoras favoritas ^^. Este libro me gustó bastante, pero no acabé de comprenderlo del todo :33.
    PD: Acabo de descubrir tu blog, esta genial, así que te sigo. ¿Si o es molestia, podrías quedarte por el mío? Significaría mucho para mí.
    Un beso,
    Kayla

    ResponderEliminar
  7. Yo he leído reseñas que lo pintan genial y me muero por leerlo, pero tienes razón, nuestro estado influye mucho en una lectura
    Besitos♥♥

    ResponderEliminar
  8. aun no he leido nada de esta autora. Tengo Temblor pendiente, espero poder leerlo pronto!

    besos

    ResponderEliminar
  9. No sé si empezar esta saga, ya que la otra trilogía de la autora no terminó de convencerme.
    ¡Un saludo! :)

    ResponderEliminar
  10. Cada vez que veo una reseña de este libro en algún blog me siento mal... empecé a leerlo pero no entendía nada, me costó engancharme, y terminé abandonandolo. Todavía quiero continuarlo pero no encuentro la motivación xD Al parecer eso de que cuesta engancharse a él al principio es común en todos los lectores del libro, asi que eso me hace sentir menos mal, porque amo la pluma de esta autora, pero no sé, en esta novela no es lo mismo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Hola
    está en mi lista desde hace mucho tiempo, espero leerlo pronto
    Besos

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram