Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Reseña: Pídeme lo que quieras, ahora y siempre

Pídeme lo que quieras, ahora y siempre
Autora: Megan Maxwell
Trilogía Pídeme lo que quieras (2 de 3)
Lee los primeros capítulos
Después de provocar su despido de la empresa Müller, Judith está dispuesta a alejarse para siempre de Eric Zimmerman. Para ello y para reconducir su vida decide refugiarse en casa de su padre, en Jerez. Atormentado por su marcha, Eric le sigue el rastro. El deseo continúa latente entre ellos y las fantasías sexuales están más vivas que nunca, pero esta vez será Judith quien le imponga sus condiciones, que él acepta por el amor que le profesa. Todo parece volver a la normalidad, hasta que una llamada inesperada los obliga a interrumpir su reconciliación y desplazarse hasta Munich. Lejos de su entorno, en una ciudad que le resulta hostil y con la aparición del sobrino de Eric, un contratiempo con el que no contaba, la joven deberá decidir si tiene que darle una nueva oportunidad o, por el contrario, comenzar un nuevo futuro sin él.

Si han leído mi reseña de Pídeme lo que quieras, la primera parte de una trilogía erótica diferente al boom del momento, sabrán que me gustó lo suficiente como para animarme con una segunda entrega (y por lo visto, también una tercera). Los libros de Megan Maxwell tiene un sello particular muy suyo, con unos personajes bien construidos y una narración que hace que el libro no resulte tedioso de leer. 

En Pídeme lo que quieras, hoy y siempre, la historia continúa en el mismo punto en el que quedó el anterior libro. Judith Flores ha renunciado a la empresa donde trabajaba, le ha contado sus verdades a la bruja de su jefa y ha decidido alejarse de Eric Zimmerman (y de sus juegos) por su propio bien para refugiarse en la casa de su padre. Pero Eric no está dispuesto a dejarla ir y le sigue hasta Jerez, donde tras muchos ruegos, un par de reproches y poner puntos sobre las íes, logran reconciliarse y continuar con aquella relación que nació como un simple juego. Pero Eric tiene que trasladarse a Munich y Judith accede a ir con él. Ahí, en medio del gélido invierno de Alemania y bajo la atenta mirada del pequeño Flyn (sobrino de Mr. Zimmerman) Jud y Eric tendrán que demostrarse a sí mismos que lo que tienen es lo suficientemente fuerte para hacer frente a todos y cada uno de los problemas que se le presentan, comenzando por la controladora personalidad de él y el carácter temperamental de ella. Peleas, reconciliaciones, drama, discusiones, momentos para reír, momentos reflexivos y mucho sexo, pero sin ser excesivo (¡rima!). Todo esto tiene esta segunda parte y aparentemente se perfilaba como una buena continuación, pero que a mí no ha llegado a satisfacerme. ¿Por qué? Por los protagonistas. 

En la primera parte ya veía a Judith como una joven de armas tomar, sin pelos en la lengua y que no se doblega ante nadie. Pero ahora... la verdad, empiezo a creer que la chica tiene un serio problema. Es excesivamente temperamental, demasiado impulsiva, tozuda, caprichosa y a ratos infantil. Ser una chica de carácter no significa ser una malhablada, agresiva e insufrible. Basta que alguien no opine igual que ella para que arme todo un lío y se niega a cambiar de opinión o a ceder para dar fin a una discusión. No sé cómo Eric pudo soportarla tanto tiempo, creo que en una relación uno de los dos a veces debe ceder en ciertas cosas por el bien de la misma. Pero Judith no, ella siempre tan terca, tan necia, tan obcecada. Lo peor de todo es que la autora achaca ese carácter explosivo suyo a que es española, como si todas fueran así, cosa que dudo muchísimo. Encima está el hecho de que el libro se lee desde su perspectiva, así que ya estarán imaginando que tan bien lo he pasado. 

Por otro lado, Eric tampoco es lo que se dice un hombre de ensueño, como parece querer perfilarlo su autora. Es cierto que me cayó mejor que Jud, pero también tiene sus puntos en contra: es demasiado celoso y demasiado controlador. Pero pese a todo, es él quien trata de que las cosas entre ambos estén bien, él quién tiene siempre que buscar el perdón de Jud. Sinceramente, había ratos en los que me preguntaba ¿tú eres Iceman, el mismo que en la primera entrega? Aquí lo vemos más cariñoso, más comprensivo hasta cierto punto, pero también  saca a relucir todo su lado controlador y posesivo. Leer cada una de sus peleas empezó a darme dolor de cabeza y si no hubiera sido por mi curiosidad por saber cómo acaba el asunto, a lo mejor lo dejaba tirado.

Sobre la escenas de sexo no hay mucho que decir. Hacia la primera mitad serán solo Jud y Eric, disfrutando de su reconciliación y tratando de afrontar todos los problemas que se le vienen encima. Para la segunda mitad (y para no perder la esencia de la trilogía), Megan añade los juegos sexuales que tanto brillaron en la primera entrega, pero en menor cantidad y sin mucha pompa. No sé los demás, pero a mí tanta escena de sexo empezó a aburrirme un poco, sobre todo porque había un par que estaban de más.

Finalmente, como puntos a favor tengo que declarar la buena ambientación y lo rápido que se lee el libro. Me gustó Alemania a través de la pluma de la autora y me gustó lo ligera y rápida que es su narración (lo que me llevó a sobrellevar el quebradero de cabeza que llegan a ser sus personajes). Es cierto que esperaba mucho más de esta segunda entrega y me parece que el final es lo suficientemente cerrado y no hay necesidad de una tercera parte. Sin embargo, no descarto leer Pídeme lo que quieras o déjame, por curiosidad y porque soy incapaz de dejar una saga/serie/trilogía empezada y no llegar al final de la misma.


8 comentarios:

  1. No llegué a terminar el primero, no me gusto ni la historia, personajes ni la forma en que está escrito.

    Besos :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te gustó la primera, odiarías esta segunda entrega. Los personajes se hacen un poco insoportables y aunque hay trama, me parece que decae con el correr de las páginas.
      Un beso,

      Eliminar
  2. Leí el primer libro pero no sé si seguiré con la saga porque no me dio mucho más. Pero bueno, quién sabe jeje
    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya voy por el tercero y está decayendo un poco con cada entrega. Sin embargo, te animo a que lo hagas para comparar opiniones
      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Yo me he leído estos tres libros miles de veces porque me encantan, como dices tu son fácil de leer y me río mucho con los personajes :)

    ResponderEliminar
  4. Pues yo ame toda la saga y adoro a todos los personajes tal y como son.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo ame toda la saga y adoro a todos los personajes tal y como son.

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram