Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Reseña: Hush, Hush

Hush, Hush
Serie Hush, Hush (1 de 4) · Ediciones B
Enamorarse no formaba parte de los planes de Nora Grey. Nunca se había sentido especialmente atraída por sus compañeros de instituto, a pesar de los esfuerzos de su mejor amiga, Vee, para encontrarle una pareja. Así era hasta la llegada de Patch. Con su sonrisa fácil y sus ojos que parecen ver en su interior, Nora se siente encandilada por él a pesar de sí misma.
Tras una serie de encuentros aterradores, Nora no sabe en quién confiar. Patch aparece allí donde va y parece saber más sobre ella que su mejor amiga. Imposible decidir si debe darse por vencida y sucumbir a sus encantos, o salir huyendo y esconderse. Y cuando intenta encontrar algunas respuestas, descubre una verdad que es más perturbadora que nada de lo que Patch le hace sentir. Porque Nora está en medio de una ancestral batalla entre los inmortales y los que han caído, y cuando se trata de escoger bando, la elección equivocada puede costarte la vida.

Un juramento sagrado  
Un ángel caído 
Un amor prohibido

Las criaturas paranormales empezaron a invadir el panorama literario desde hace ya buen tiempo. Hay para todo tipo de gustos: vampiros, hombres lobo, ángeles, demonios, sirenas y creo que hasta fantasmas.  Hush, hush no es la excepción y aunque está llena de tópicos, al final terminó cumpliendo mis expectativas (que no eran muchas ni altas, tan solo buscaba un libro para relajar la mente luego de los exámenes finales). 

Nora Grey tiene dieciséis años y no necesita (ni quiere) un chico a su lado. Le basta con su alocada amiga Vee, con los típicos problemas de la escuela y con una madre que nunca está en casa. Pero cuando aparece Patch Cipriano en su vida las cosas empiezan a cambiar bastante... comenzando por el hecho de que hay alguien que va tras ella y pretende acabar con su vida. ¿Quién puede ser? ¿Acaso es el misterioso y sexy Patch? ¿O quizás Elliot, un chico extraño que apareció de manera inesperada y parece haberse quedado prendado de ella?

-Estoy seguro de que eso es ilegal –contestó con calma.
-Tu carpeta estaba vacía. No contenía nada. Ni la cartilla de vacunación.
Ni siquiera fingió sorpresa. Se reclinó en el asiento, sus ojos relucientes como la obsidiana.
-¿Me estás diciendo que temes que te contagie algo? ¿Sarampión o paperas?
-Te estoy diciendo que te veo venir y quiero que lo sepas. No has engañado a todo el mundo. Voy a averiguar qué tramas y te dejaré al desnudo.
- Es lo que más deseo.

Como ya dije, Hush, hush es una novela que destila tópicos en casi todas sus páginas: Nora es la típica protagonista que va a sus anchas por la vida porque su madre trabaja fuera de la ciudad y su padre murió cuando era pequeña. No hay nadie (o casi nadie) quién le ponga límites y sale de casa cuando quiere para verse con quién quiere. Eso es algo que me disgusta mucho de varios libros de literatura juvenil: que los padres brillen por su ausencia. ¿Con cuántas novelas de este tipo nos hemos topado en estos últimos años? Varias, de aseguro.
También está la muy usada clase de biología (que en este caso, de clase tiene muy poco). A este paso, voy a terminar creyendo que en Estados Unidos solo enseñan ese curso, gimnasia y a veces matemáticas. Y el emparejamiento obligatorio por parte del profesor entre el chico nuevo y la protagonista para que la historia surja. Y un montón de cosas más que - para quienes ha leído Twilight y similares - les resultará bastante conocido... y cansino. 

No es que el libro no me haya gustado; decir que me ha desagradado sería mentirles. Lo que pasa es que no soporto a Nora. Ella misma dice ser una chica normal, pero no lo demuestra en su manera de comportarse y las situaciones inverosímiles en las que se mete. Me pareció una protagonista sin carácter, egocéntrica, muchas veces superficial y que de inteligente no tiene mucho puesto que su forma de salir de los problemas es un tanto peculiar (véase la manera de indagar sobre Patch o su disfraz poco creíble en el restaurante). Vamos, una completa Mary Sue. 

Si bien es cierto que la idea que usa Becca Fitzpatrick en su historia no es la más original del mundo, sí creo que puedo explotarla más y convertir su libro en uno un poco más consistente. Quizás añadir más datos históricos o mitológicos, dar un poco de personalidad a Nora, quitar los intentos de asesinatos bastante malos y sobre todo, lanzar un rayo que parta en dos a Vee (la mejor amiga de nuestra protagonista. Aunque con amigas así, a nadie le haría falta enemigos).

Finalmente, a favor de la historia está esa narración sencilla y fresca que ayuda a que el libro se lea de un tirón, sin que el lector se llegue a aburrir (soportar o no a Nora ya es otra cosa). El giro final inesperado es otro punto bueno que vale la pena rescatar, ya que da una nueva perspectiva de la historia. Y por último, como me he quedado con muchas dudas respecto a Patch, a los ángeles caídos y a la "ancestral batalla ente inmortales y caídos" que promete la sinopsis, creo que me leeré el siguiente tomo, Crescendo. Eso sí, tendré que reunir toda la paciencia posible para pasar algunas horas junto a nuestra pusilánime querida protagonista. 

En conclusión, Hush, hush puede no ser un libro con una idea novedosa y original, pero tiene una prosa ágil que engancha (aunque no enamora) y que - si como yo buscas una novela para pasar el rato -se puede llegar a disfrutar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram