Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Reseña: Melodía Inmortal

Cuando nuestro amor por la música se vuelve casi una obsesión, la pregunta es muy sencilla:
¿Qué precio estás dispuesto a pagar por ella?

¿A qué serías capaz de renunciar?

¿Y si con ello perdieras a la persona que más quieres?

¿Volvería a amar tu corazón?

¿Nos dará la vida una nueva oportunidad?
¿O estaremos condenados eternamente a no escuchar más que el silencio?

La preciosa portada de este libro fue lo que atrajo mi atención desde la primera vez. Luego de leer la sinopsis, decidí que tenía que probar la pluma de Olga Salar si o sí. Así que, antes de comenzar a contarles un poco de qué va este libro, quiero dar gracias al grupo que organizó la Lectura Conjunta y a Editorial Kiwi por proporcionar el ejemplar.

Melodía Inmortal es la historia de Danielle y Oliver, dos personas de dos mundos distintos unidos por su amor por la música. Danielle es una joven con lo días contados, pues sufre de una extraña enfermedad que también se llevó a su madre. Ahora, solo le queda disfrutar cada día como si fuera el último y eso se propone hacer en la ciudad de Armony, donde tiene a sus amigos, a su padre y a su tío. Oliver, por su parte, es un chico que aparenta diecisiete años, tiene dinero y vive con Gabriel (su tutor) tras el fallecimiento de sus padres. Aunque al llegar al instituto su relación con nuestra protagonista parecía ir de maravilla, de pronto se tornó huraña y huidiza. ¿Por qué? La respuesta a esta pregunta es en eje en el cual gira la novela.

El miércoles me encontré con una nota en la taquilla. (...) La abrí más intrigada que sorprendida y me encontré con unas líneas garabateadas en una letra pulcra inclinada hacia la derecha. 

Solicito vuelva a abrirse mi caso y se me permita alegar enajenación mental transitoria como defensa.
¿No podemos ser amigos?
Oliver

Me reí ante la ocurrencia, estaba tan concentrada en sus palabras que me sobresaltó escuchar una voz a mi espalda. 
- ¿Eso es un sí?

Soy consciente de que no he contado mucho en mi sinopsis. Hasta ahora me he limitado a resumir todo el libro en un párrafo, pero lo he hecho para que esta reseña no quede demasiado larga ni aburrida, puesto que lo que viene a continuación es mi crítica y esa también he tenido que acortarla para que la entrada no sea apabullante.

Quisiera comenzar diciendo que yo andaba muy ilusionado con leer esta novela. Me apunté a la Lectura Conjunta y contaba las horas para que llegara el ejemplar y por fin poder adentrarme en la historia. Hasta que llegó y feliz, me dispuse a probar un poco de la pluma de esta bloggera y escritora bastante conocida por estos lares que es la blogósfera. Sé que Olga puede leer esta reseña y si lo hace, quiero que sepa que la felicito enormemente por haber logrado publicar su novela. Comprendo que tras cada párrafo, cada página hay mucho esfuerzo, varias horas sin sueño y bastantes ilusiones. Ya se sabe, publicar un libro no es cosa fácil y que este se haga conocido menos aún. Por ello quiero dar una opinión sincera y si en algo sirve para que mejore sus próximas publicaciones (pues siempre hay algo por mejorar, nada ni nadie es perfecto) estaré encantada de aportar mi granito de arena.

Comenzaré con algo que me pareció importante -o al menos, que resalta por sobre todo - en la novela: la puntuación.  Normalmente no me pongo tan quisquillosa con este tema, pero tras leer todo el libro, puedo decir que hay una cantidad demasiado grande para ser obviada de carencia de comas y tildes. Para mí, una buena puntuación en un libro es esencial, es lo que ayuda al lector a llevar el ritmo de la historia, a sumergirse de lleno en el mundo de la novela. La falta de ellas (o que se encuentren en lugares equivocado) entorpece un poco la lectura. A esto quiero sumarle las frases un tanto rebuscadas que usa la autora, por lo cual tuve que leer algunas oraciones dos veces para entender qué se quería decir. 

Centrándome más en la trama de la novela, describiré un poco sobre los personajes. Danielle, la protagonista, es una chica que sufre una rara enfermedad, pero no por ello se deja vencer. Ella ama la vida, la disfruta y hará todo lo posible por ser feliz. Al comienzo me caía muy bien, me parecía una buena protagonista. No es que ya no lo sea, pero tiene también su lado que resulta cansino y este sale a flote cuando está con Oliver. A veces,me parecía que se preocupaba más en como se veía, qué ropa se ponía, qué pensaría su novio, entre otras cosas que a mi punto de vista son algo superficiales. El libro está narrado desde el punto de vista de ambos y, si bien esa técnica de narración me encanta, esta vez no me ha gustado tanto. Cuando narraba ella, me contaba algo y la historia avanzaba (a ratos con dificultad, pero avanzaba) y cuando contaba él era, era casi más de lo mismo. La situación se repetía a viceversa y por momentos sentía que ambos me decían las mismas cosas y eso me estancaba un poco.

Sobre el ritmo hay poco que decir. Como ya mencioné, me sentí algo atascada en ciertos capítulos de la novela, sobre todo cuando Dani u Oliver se ponían a divagar sobre lo maravilloso, guapo o tierno que era el otro. Por eso creo que me cayeron mejor Rachel y Gabriel, que si bien son personajes secundarios en esta novela, es importante destacarles porque son parte casi esencial de la trama. Acerca del final también me gustaría decir algo: me pareció demasiado fácil, demasiado sencillo, un tanto forzado, sin mucha acción ni suspenso. No es que sea indispensable estos dos elementos en una novela, pero si los hubiera agregado en las escenas que lo requerían y quitado un poco la pastelosidad, tal vez me hubiera enganchado más y el ritmo hubiera quedado equilibrado, perfecto.

Pero como todo libro, Melodía Inmortal también tiene sus puntos a favor: la historia, el hilo que la conduce, es muy original. La mezcla de una historia realista con algo de mitología alemana, alguna novela clásica y mucha música da como resultado una historia preciosa, pero que hay que saber contar. He de añadir que la historia tras el personaje de Oliver me encantó y eso hizo que no me cayera mal como parecía que iba a ser. Además, Olga se ha esmerado en construir dos personajes secundarios que darán mucho que hablar en la próxima entrega - me refiero a Mefisto y a Céline - que estoy segura que tiene una historia interesantísima que contar.

En conclusión, el libro me ha gustado con sus más y sus menos. Tengo que admitir que yo tenía mis espectativas muy altas y, si bien no me ha defraudado, tampoco me ha encandilado como me hubiera gustado. Y no es que me esté poniendo pesada, no me malinterpreten. Yo soy una romántica empedernida que brinca de emoción ante una novela juvenil que para mejor, mezcla detalles históricos. Pero la historia de Oliver y Danielle me resultó un poco empalagosa ¿o será que ya no soy tan romántica como pensaba? Como sea, pese a todo sigo ansiosa por conseguirme el siguiente y último libro de la saga, Romance Inmortal, que me intriga saber qué será de Rachel y Gabriel, dos personajes que han captado mi atención y cuya historia quiero empezar a disfrutar.


Melodía Inmortal
Saga Lazos Inmortales
Olga Salar
Editorial Kiwi
241 páginas
ISBN: 978-84-939403-5-5

1 comentario:

  1. yo reconozco que la historia en sí está muy bien, pero creo que hacia mitad final de la historia el ritmo decae mucho ... no me terminó de convencer ... :P

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram