Reseña: Primera tumba a la derecha

Charley Davidson tiene veintisiete años, vive en Albuquerque y trabaja como detective privado la mayor parte del tiempo. A ojos de la mayor parte del mundo, es una chica perfectamente normal, licenciada en sociología, adicta a la cafeína, con una madrastra irascible y un padre ex-policía que ahora tiene su propio bar.
No obstante, normal no es la palabra ideal para describir a Charley. Lo cierto es que ella es un ángel de la muerte, la encargada de ayudar a los difuntos a cruzar al Más Allá y como tal, tiene que hacerse cargo de los problemas de sus clientes para ayudarlos a atravesar la luz brillante al final del túnel. Para eso debe arreglar los asuntos pendientes de los muertos que lo requieren, realizar uno que otro recadillo  para los familiares del los mismos o persuadir a alguno que se ha quedado varado. No contenta con ello, también tiene que lidiar con sus asuntos personales, familiares, laborales y mentales. Y digo mentales porque aparte de haber muertos muy, pero que muy insistentes, hay un insólito visitante nocturno que ha logrado que las últimas noches de nuestra protagonista desemboquen en sueño demasiado húmedos para ser simples sueños y le ha robado varios minutos de su tiempo dándole vueltas al asunto.

Con el tiempo se dará cuenta de que este extraño ser no es otro que Reyes, un chico que conoció hace varios años y al que solo vio una vez en la vida. Aunque ahora que lo recuerda bien, sigue siendo tan condenadamente sexy como antes. Pero, ¿por qué la visita a diario, sin dejar más rastro que las oleadas de satisfacción en su cuerpo? ¿Tendrá alguna relación con el Malo Malísimo (otro ente extraño que parece seguirle y "ayudarle" cuando más lo necesita)?


La vida de Charley avanza dando tumbos, plagada de situaciones poco comunes para los simples mortales. Ya sabemos que ella no es una más del montón y por eso cada cosa que le ocurre inevitablemente viene con consecuencias a largo o corto plazo. Ahora mismo está inmersa en un caso de asesinato de tres abogados de lo más enrevesado en el que cada pista es tan difícil de conseguir como de resolver, pese a que puede hablar con las propias víctimas. Pero cuando se encuentre en problemas que ponen en riesgo su integridad física -que ya ha tenido varios, muestra de ello son los cardenales que pasea orgullosa en el rostro - sabe que siempre contará con el Malo Malísimo para su protección. O no.


Sarcástica y deslenguada, Charley es una protagonista a todo dar, una chica de carácter, de carne y hueso de verdad. Darynda Jones ha hecho un excelente trabajo moldeando la que será a partir de ahora mi detective favorita y sus personajes secundarios no se quedan atrás: tenemos al detective Swopes, un tipo bastante envidioso que está al tanto del secreto de Charley pero que se resiste a aceptarlo. Está también el tío Bob (más conocido como Ubie) y quién se lleva la mayor parte del mérito en los casos resueltos gracias a su adorada sobrina veo-a-los-muertos. Y por supuesto, está también Cookie - la infaltable mejor amiga -  tan mordaz como la propia Charley, una persona directa que no se calla nada y hace lo necesario por proteger a los suyos.

 - Yo aprecio que sepas adelantarte - dijo Garrett con un tono distante, como si estuviera pensando en otra cosa. - No tanto como tu delantera, pero aun así…
Me giré en el asiento para mirarle la cara.
- Mi delantera, como tú la llamas, tiene nombre - Señalé mi pecho derecho - Este es Peligro – Luego el izquierdo - Y este es Will Robinson. Apreciaría que te dirigieras a ellos como es debido.

Una vez más, he acertado al empezar a leer una saga que promete muchísimo. La ironía y el sarcasmo destilan por cada poro de Charley como por cada hoja del libro. Es increíble. La autora no pudo encontrar mejor protagonista para una historia que mezcla novela negra con romántica paranormal.


La autora se ha lucido con una novela cargada de humor y llena de personajes fabulosos. La única pega que he encontrado con la historia es, precisamente, su parte de novela negra. Faltó desarrollar un poquito más, pero para ser el primer libro está genial. Por otra parte, al comienzo cuesto un poquito adaptarse al estilo tan claro, tan directo y tan sarcástico de Darynda Jones. Pero una vez que te enganchas, les aseguro que no podrán soltar el libro. En parte por los monólogos y pensamientos de Charley, en parte por el Malo Malísimo y en mucha parte por Reyes.

En conclusión, si este es el debut de la autora ¡no quiero imaginarme como estarán los siguientes libros!. Es más que seguro que seguiré flipando y alocándome con cada entrega venidera como lo he hecho con este primer tomo.

Related Posts

2 comentarios:

  1. Todas las reseñas resaltan esa personalidad sarcástica de la protagonista, es algo que me llama mucho la atención. Espero poder leerlo pronto :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Ohh si que promete el libro ya me estoy animándo más en leerlo :) muy buena reseña, besos.

    ResponderEliminar

Quien escribe

Quien escribe
CRISTINA RAMÍREZ
Lectora a tiempo completo y psicóloga en proceso. Adoro el invierno, el café y las historias capaces de llegar al corazón. Ah, y los gatos también.

Entradas a tu mail

+ Contenido


 photo MENU5_zpsrowextgr.png

 photo MENU6_zpsobbyb49b.png

 photo SUGIEREUNPST_zpsevmkxpt4.png

Mis proyectos

 photo 4r small_zpswvfra76v.png
Club virtual de lectura

@palabrasqv en Instagram