Slider

[7][Let´s talk][xslide]

Serie: Miénteme

Dicen que una mentira repetida mil veces puede convertirse en verdad. Pero si una persona busca que algo sea cierto y otra hace lo imposible porque lo mismo no lo sea ¿a quién hace caso el destino?

Ah Jung trabaja en el Ministerio de Turismo y Cultura de Corea. Pese a que está contenta con lo que hace, su vida ha tenido varios altibajos que prefiere ignorar e intenta salir adelante. Pero cuando se reencuentra con su ex-amiga So Ran (quién le quitó su primer amor y ahora se burla de ella en su cara) los malos recuerdos vuelven a aflorar. Crispada y con sed de venganza, Ah Jung le miente diciendo que está casada con el presidente del Hotel World, un personaje poderoso dentro  del país.

Un día, luego de un fracasado evento turístico que tuvo que ser interrumpido por un ataque de abejas,  la chica decide ir a desquitarse con unas botellas de soju en un antro de ambiente juvenil. Ahí conoce a conoce a San Hee, un chico más joven que ella que se burla por verla escribiendo su carta de renuncia en una servilleta de papel maltrecha. Luego de gritarle sus verdades, Ah Jung sale tambaleándose de la discoteca y choca con Ki Joon, hermano de San Hee y quién tuvo que llevarle al hospital al verla sufrir una intoxicación alcohólica  en medio de la calle. Ki Joon es guapo, tiene dinero, modales, carisma.... y es el mismísimo presidente de Hotel World, la persona con la que se supone que está casada. Empieza a rezar, Ah Jung, las mentiras siempre se vuelven contra uno mismo.

El asunto no pasaría de ahí de no ser porque que la ex-amiga empezó a circular rumores. Envidiosa como es, no podía soportar que Ah Jung esté casada con alguien mejor que su esposo y encima que este sea millonario. Los rumores corren como pólvora y todo el mundo lo sabe. Los inversores, trabajadores y ciudadanos en general están deseosos de conocer a la nueva esposa de uno de los empresarios más influyentes de Corea.

Cuando Ki Joon se entera de la mentira se arma un buen lío.

Cuando la gerente general de Hotel World -y tía de Ki Joon - se entera, empeora aún más las cosas.
Cuando Yoon Joo, ex- prometida de Ki Joon, regresa de Francia y se entera, estará más que dispuesta a recuperar a su antiguo amor.
Y para completar el caso, para cuando San Hee se entera, resulta que está enamorado de Ah Jung.

¿Qué pasa cuando Ah Jung y Ki Joon se encuentran uno frente al otro y este último le saca en cara su mentira? Primero disputas verbales. Luego, un intento de ir a los tribunales para un juicio legal. Y finalmente, deciden firmar un contrato para que ambos sean esposos por un período corto, al menos hasta que Ah Jung revele la verdad y Ki Joon consiga la inversión de un empresario chino que tanto desea. Sin embargo, esto no es más que el comienzo. Las mentiras no traen nada bueno, eso lo sabe todo el mundo. Tarde o temprano, la verdad sale a la luz, dejando mal posicionados a los mentirosos.

Hace tiempo tenía ganas de atreverme con una serie más "adulta". Las últimas cinco que vi eran todas de época escolar o juveniles. Y cuando digo adulta, no me malinterpreten, me refiero a personajes que pasan de los veinticinco años y se valen por si mismos. Trabajan, ganan su propio dinero y son independientes. Obviamente, eso no quiere decir que sean inmunes a los problemas, las confusiones y a ese sentimiento que ronda mucho en los dramas y acaba por flechar a dos personajes distintos, ocasionando situaciones de lo más cómicas y memorables.

Si bien al comienzo se perfilaba como un triángulo amoroso, este se fue atenuando con el transcurrir de los capítulos. En la mayoría de series la pareja protagonista sufre hasta el final del los episodios. Ah Jung no es así. Llora con frecuencia, sí, pero porque la situación lo amerita. Es perseverante, obstinada y no se deja pisotear. Siempre busca hacer las cosas por sí misma y rara vez acepta ayuda, ni siquiera de Ki Joon. Y este último, precisamente, está acostumbrado a que todos le digan que. Sus dos personalidades, tan distintas, encontrarán un punto de concordancia que servirá para enlazarlos en una bonita historia con una gran lección: las mentiras son malas, sí, pero a veces - solo a veces - pueden unir a dos personas.

Al terminar la serie quedé un poco insatisfecha, como si algo faltara. Quizás una pequeña dosis más de drama o un personaje que se interpusiera al final.  Hubo un intento de ello, pero no logró concretarse y me dejó con la miel en los labios. Por lo demás, una serie recomendable, sobre todo porque la noto más real en cuanto a una relación de pareja. Denle un oportunidad y cuénteme qué opinan.

Puntuación
(3.5)


2 comentarios:

  1. No la conocía, pero pinta bastante bien! ^^

    ResponderEliminar
  2. Mi hermana lo adoraria, voy a contarle a ver si ella se apunta ;)

    ResponderEliminar

Nuestras redes

[1][Let´s talk][recent][Let´s talk]

@palabrasqv en Instagram